29.12.22

Tres viejos Marcos Mentales que se habían olvidado


Ayer en dos reuniones diferentes escuché tres marcos mentales muy interesantes que quiero transmitiros, no para que los hagamos, que tal vez sí, pero al menos para conocer una cierta tendencia en aumento.

El Primer Marco Mental o cambio de forma de entender lo que consideramos habitual es una vuelta de tuerca al "NO ES NO" que hasta ahora se ha ido refiriendo casi en su totalidad a temas de sexo, de relaciones de sexo permitido o consentido, o no. En la vida nos jugamos todos los días nuestra vida. La vendemos o alquilamos por horas para cobrar un sueldo, nos relacionamos con otras vidas y personas, decidimos decenas de asuntos cada día aunque muchos ni los tengamos en cuenta. Y tenemos que aprender a decir NO ES NO por nuestra propia salud mental. No es sencillo, a veces tiene consecuencias en el corto plazo, pero es parte de nuestra vida configurar lo que nos rodea para que en el medio plazo seamos mejores, más eficaces.

El Segundo Marco Mental es muy interesante. No es necesario estar todo el día ocupado, tenemos derecho a no hacer nada, a disponer de tiempos vacíos, incluso lo que es más complicado, el derecho a "hacer menos". De podernos tumbar en el sofá a pensar, de pasear sin rumbo fijo, de hacer todo de una forma mucho mas lenta y con calma, de leer y escuchar música con los cascos, de jugar con niños o con animales de compañía, del auto sexo, de simplemente hablar con cualquiera en tono bajo y sin ninguna importancia. Lo que podríamos llamar Slow Life.

El Tercer Marco Mental es también básico. Tenemos que acabar de una vez por todos con la obligación de que tenemos que estar siempre contentos y alegres. La duda, la desesperanza, el dolor, la tristeza existen. No hay que disimular, hay días malos, los tenemos todos, hay ratos en los que tenemos que llorar, ponernos tristes o cabrearnos. No sirve de nada insistir en la bondad de estar siempre contentos y pacificados, pues el ser humano también necesita estar a veces triste y dolorido.

Son tres marcos mentales viejunos, que muchas personas los llevan practicando desde siempre, pero que de alguna manera se estaban olvidando. Nosotros tenemos que gestionar mejor nuestra vida. Pero solo si queremos, que tampoco es obligatorio.

No hay comentarios: