17.11.22

Todos somos empresarios, aunque odiemos la palabra


Curiosamente no queremos entender que una empresa es todo en el mundo de las relaciones, somos tú y yo, es nuestra familia y nuestro trabajo, nuestra vida y nuestras actitudes ante ella. 

Una empresa es ponerse a trabajar en algo, deseando llegar a la meta con éxito; sea una relación, un espacio, una obra, un deseo.

Y para crear una empresa lo primero es crear una Sociedad, incluso con varios miembros, pero también con uno solo pero con diferentes ideas internas, siempre con el deseo de triunfar pues nadie se embarca en una empresa para fracasar.

Así que no nos engañemos, hay muchos tipos de sociedades, de empresas, de empresarios incluso. Y tú… eres uno de ellos. Aunque todavía no lo sepas.

Aunque no quieras ser empresario, porque te suene horroroso la palabra "empresa" en realidad lo eres porque hay muchas formas de empresas, de sociedades, de relaciones para alcanzar un fin, un objetivo.

No hay comentarios: