No te fíes de todos los que ofrecemos apoyo y ayudas

 

Cualquier persona o cualquier espacio o asociación que aliente y apoye, ayude o empuje en nuestro crecimiento intelectual, emocional, artístico, profesional o incluso espiritual, es un espacio o una persona que debemos tener cerca de nosotros para escucharle o copiar y aprender.

Pero hay una salvedad ante esto.

Hay que tener mucho cuidado con las intenciones de los salvadores, de los que dicen que desean nuestro crecimiento personal pero en el fondo no conocemos bien sus motivos, sus intenciones finales.

Lo mejor es creer en amigos, en personal que llevan años entre nosotros, y saber seleccionar. Y a su vez también es menos peligroso confiar en aquellas personas que eliges tú sin ayuda de nadie, en aquellas a las que pagas y no son gratis.

¿Y cuál es el motivo de estos miedos?

Pues que entre los que decimos que estamos para ayudar, se cuelan muchas veces gentes que intentan "atrapar", y eso es muy peligroso. La libertad de elección es imprescindible.

Recibir ayuda es bueno, pero hay que saber elegir, y no fiarte de TODOS los que ofrecemos consejos o ideas, pero algunos se disfrazan para obtener fieles o beneficios. 



No hay comentarios: