La anorexia es una enfermedad de jóvenes


La anorexia es una compleja ENFERMEDAD (para que no quede duda lo indico en mayúsculas) que afecta más a las mujeres jóvenes que a los hombres, que empieza en la escuela y que no siempre se detecta ni se trata con el cuidado profesional que requiere. 

Puede empezar en la pubertad, en esa época vital por la que todas las personas tenemos que transitar y en las que nos empezamos a dar cuenta de que somos únicos, somos nosotros, y que necesitamos nuestro espacio, nuestra personalidad y nuestro futuro. Y a veces todo eso nos da miedo.

Las personas jóvenes, las que salen de niños y niñas, a veces se ven más feas, incluso más distorsionadas que otras personas de su edad. 

A veces la escuela les obliga con ataques de sus compañeros a creerse que son "diferentes" y por ello empiezan a controlar su alimentación y poco a poco se vuelven compulsivas y entran en una enfermedad que tiene tratamiento y que los padres debemos conocer cuanto antes.

Estos jóvenes además, sienten hambre pues el cuerpo les pide alimentos, pero ellos mismos se han propuesto no comer, lo que les lleva a una pelea interna consigo mismos que los destroza. 

Al final terminan odiándose pues se sienten incapaces de poder dominar su cuerpo, su crecimiento, de poderse incluso comparar con sus compañeros. 

Toda una serie de errores encadenados si no hay profesionales o adultos que les enseñan la realidad del crecimiento, de que cada uno de nosotros somos distintos y nos tenemos que aceptar y adaptar a las nuevas realidades personales.

A los padres hay que advertirles que la anorexia no siempre se detecta con cuerpos super delgados, que ese sería parte del final de las personas, pero que antes la enfermedad va creciendo sin adelgazar en exceso, o incluso hay personas que tienen anorexia y no están delgadas. 

Es una enfermedad mental (dicho sin tenerse que asustar por la palabra enfermedad mental) pues lo grave es la NO aceptación de tu propia realidad corporal.

La belleza personal que se nos quiere vender en una sociedad llena de modas es un drama que deberíamos gestionar como sociedad y de otra manera mucho más eficaz y dura. 

No se es más bello por medir 1,90 o por pesar 55 kilos o por tener la cara alargada. Todo depende de muchos factores, y sin duda el mas importantes es que la belleza no está en el físico que cambia y se transforma con la edad, sino en el interior de cada persona, en su forma de pensar, de actuar, de querer.

Por desgracia la Sanidad Pública en España es muy insuficiente. En estos temas mucho más. Y depende de Autonomías que haya departamentos mas o menos amplios para tratar estos problemas de salud.

No siempre se detectan, y si se acude al médico de familia a veces el tratamiento suele ser escaso, intermitente o insuficiente hasta que se convierte en un problema importante. 

También es fundamental que la escuela sepa detectar estos problemas y los hable con las familias, pero todos debemos tomar conciencia de que existe la enfermedad, que es más habitual de lo que creemos, y que todos somos responsables de que exista, por nuestra idiota cultura social de entender los marcos de belleza actual.

Y que el tiempo de las comidas en el hogar sean tiempos de comunicación, de relación familiar, de estar juntos alrededor de la mesa. Tiempos aprovechados en positivo y nunca tiempos de problemas o de dolor.



No hay comentarios: