A veces nos toca despedirnos


A veces es la última vez, ya no quedan más oportunidades, no queda más tiempo, no hay dónde elegir. A veces ya no quedan más veces.

A veces sabemos que todo aquello se acaba, que tenemos que salir, que ya no volveremos a estar, a entrar, a volver a ver y sentir.

Lo aceptas casi siempre, lo miras por última vez y casi no te lo crees… pero lo sabes con seguridad.

Ahora todavía…, enseguida ya… nada.

Y es que a veces sí… ya no hay más ocasiones, la puerta se cierra y no es posible volver a entrar, volver a respirar lo de siempre.

El siempre… se ha convertido en nunca.

No hay comentarios: