¿Quieres que tu nueva empresa funcione bien?

Las diferencias entre una empresa PYME que funciona y otra empresa que fracasa no son tantas y a veces son tan obvias que deberíamos pensar en ellas antes de lanzarnos a crear una empresa sin los conocimientos suficientes de los problemas más habituales. Te recuerdo que todos los problemas tienen soluciones si los detectamos antes de que sean imposibles de resolver, antes de que nos ahoguen. 

Veamos seis detalles imprescindibles, que diferencian una empresa PYME que tiene más posibilidades de funcionar bien, de una que lo va a tener realmente mucho más complicado.

-------------


Algo lógico y obvio y sobre todo que debería pensarse bien antes de iniciar una empresa es la financiación, comenzar totalmente endeudado es un claro riesgo que nos llevará posiblemente al fracaso. Hay que dominar tus propias finanzas, los primeros seis meses siempre son malos, no hay facturación, hay riesgos, no podemos estar solo en manos de los Bancos, de los proveedores y de la familia o amigos. Cualquier viento suave que venga de frente nos podría tumbar. Hay que tener una Caja algo saneada antes de comenzar, y hay que planificar muy bien las necesidades de liquidez de los seis primeros meses. Si tenemos que volver a pedir crédito en los primeros meses, la situación será complicada de salir y eso nos llevará un retraso de más meses en la rentabilidad mínima.

No se trata SOLO de tener una buena idea de negocio, de mercado, un producto diferente y mejor, más barato y con más calidad. HAY QUE SABER VENDER ESE PRODUCTO sea del tipo que sea. Vender es más importante que fabricar algo diferente, al menos los primeros tiempos de funcionamiento. Cuando un producto o servicio está ya asentado se vende casi solo, pero si hay que incidir en un mercado en donde no te conocen, saber vender es fundamental.

Todos los negocios tienen que tener unos procedimientos medibles que sean el fundamento de la empresa. Nada funciona por que sí. Hay que tener un Plan de Productividad, un Plan de Calidad, un Plan Contable interno casi diario que te diga si lo que fabricas y vendes es suficiente, encaja en lo que necesita la contabilidad interna de tu empresa. Hay que detectar antes de que sea inevitable, cualquier disfunción de flujos de caja o de trato con los clientes y proveedores, de movimientos de tu competencia, del trato con tus clientes, de sus necesidades cubiertas o sin cubrir.

Es fundamental tener un buen EQUIPO de personas alrededor de tu empresa. Sean colaboradores internos o externos, sean proveedores, banqueros o vendedores ajenos al organigrama, incluso contando con la familia que convive contigo. Una PYME que empieza funciona, si dispone de buenas personas que tienen cintura para moverse con urgencia ante posibles problemas, para adaptarse a los momentos. No se trata de cambios para la próxima semana, sino cuando se empieza, de cambios en horas. Hay que saber motivas, enseñar, explicar, gestionar lo que se ordena. Hay que saber delegar y eso es complicado.

La tecnología puede marcar la diferencia entre tu competencia y tus nuevas ideas. La competencia lleva tiempo montada y tiene que soportar en estos tiempos con tantos cambios, unas tecnologías y sistemas de trabajo que pueden ser ya viejos. En cambio tú, al entrar nuevo, puedes adaptar tecnologías de control y fabricación, de servicio que son novedosas. Máquinas o técnicas, formación y personas que son elegidas según el modelo más actual. Internet, digitalización, nuevas tecnologías.

Ama tu proyecto, diviértete trabajando en tus ideas, ten cintura para admitir los errores, cuenta con una cueva de tranquilidad que sea suficiente ante los malos días, que seguro que vendrán. Y ponte una meta clara. Lo importante no es repartirse beneficios, lo único importante es que tu empresa sea fuerte, mayor, capaz, y se logre asentar en su nicho de trabajo y servicio.

Perder un amor, es perder parte de nuestra vida


Esta imagen es de una seria de televisión, diríamos que está sacada de una escena casi final de una serie de 16 capítulos que daría igual su título. No es que se resuma toda la serie en esta frase, pero en parte sí. Aunque el enfermo asesino tenía una manera de entender el amor claramente enfermiza. Pero volvamos a la normalidad.


"El que no ama permanece muerto para siempre"


Literalmente nos dice "El que no ama permanece en la muerte" poniendo en valor al amor como elemento vital por la vida, imprescindible para seguir vivos en calidad. Amor hacia otra persona, hacia uno mismo, hacia actividades o cosas. El amor mueve el mundo y mueve todas nuestras actividades. El amor es el motivo de vida, lo admitamos o no.

Incluso muchas veces el que odia lo hace por amor. El violento lo es por amor. Equivocadamente, sin duda, pero hay un componente incluso animal de amor en casi todas nuestras decisiones. 

Hay que cuidar el amor, hay que saber (aprender) a seleccionarlo y a mimarlo como una flor hermosa. Sea el tipo de amor que sea. No hay un solo amor, hay muchos. Estamos rodeados de diferentes amores con los que nos tenemos que ir repartiendo. Pero todos ellos son los que nos motivan.

Perder un amor, es perder parte de nuestra vida.



¿Quieres cambiar algo de tu vida? Reflexiona

¿Cuándo es la hora de cambiar, de que decidamos cambiar nuestras vidas o al menos de intentarlo?

Podemos no cambiar, pero eso supone renunciar a todo lo que no conocemos que es mucho.

En realidad no cambiamos por nuestro propio miedo, pero no se lo digas a nadie.

No te lo digas ni a ti mismo, el miedo produce mas miedo.

¿Qué habrá ahora mismo en otro lugar diferente al tuyo? ¿Qué se podría conseguir si lo intentaras?

No lo podemos imaginar. O sí. Hay de todo. Está todo. Incluso lo que no sabemos imaginar. Incluso lo malo.

¿Es la hora de cambiar?

Lo que sucede es que cambiar supone dejar lo que ahora estás haciendo, lo que vives ahora. No es tan sencillo como ir al encuentro de todo lo nuevo que no conoces, hay que elegir. solo una cosa por vez.

Y hay que abandonar lo que ahora tienes.

¿Y si se nos rompe la hora y no sabemos volver al lugar en el que estamos ahora?

No se puede estar allí y aquí a la vez.

¿Cambiamos de página y seguimos igual que antes?


¿Era una piedra en el camino, o una idea nueva?


Siempre, en los caminos que vamos recorriendo en la vida, nos encontraremos paisajes maravillosos, compañías perfectas o… o piedras que nos dificultarán lo programado. Es Ley de Vida que nos afectan a todos. Pero… ¿seguro que es una piedra?

A veces las dificultades sirven para aprender, y de esa manera incluso para facilitarnos las posibles salidas a los problemas. No todo es negativo en las dificultades, todas ellas dependen también de nosotros para utilizarlas de una forma o de otra.

¡Anda!…, haz una pequeña locura, te la mereces

Ya lo sé, lo sabemos todos. La frase de la imagen anterior la has leído, te la han dicho mil veces mil. ¿Y?

No hacemos caso.

Sal un momento, deja de leer y vuela.

Quiérete. Del todo.

Ámate y sobre todo tócate o haz que te toquen.

Necesitamos que nos toquen, sobre todo, tras dos años en los que parece peligroso tocarse, casi pecado mortal o como poco vírico y contagioso de los malos.

Tocarse nos puede dar fiebre. pero no de la que se mide con el termómetro, sino de la que necesitamos para sentirnos vivos.

Hay que saborear cada momento, pues cada uno de ellos es único. Se pierde, vuela, se escapa.

¡Anda!…, haz una locura…, te la mereces.

10 actividades que te pueden ayudar en tu salud mental


¿Quieres probar alguna actividad que te ayude en tu salud mental? Algunas son muy sencillas de hacer y todas son posibles de realizar hoy mismo. Vamos a repasarlas.

 Lee un libro, del tipo que sea, que te guste. Y recuerda que empezar un libro no supone tener que acabarlo. Si no te gusta, puedes dejarlo y coger otro. Y quien dice un libro dice una película.

 Haz ejercicio físico, en tu casa o en la calle, andando rápido con música en los casos, o paseando, haciendo natación en tu barrio o saliendo a correr a un parque cercano.

 ¿Te acuerdas de algún hobby que tenías hace unos años? Bien, ¿y si lo retomaras?

 Tranquila, párate. Medita, habla contigo, relájate.

 Escribe, lo que quieras. Locuras o sueños, ideas nuevas o un diario. Relata lo que se te esté pasnado ahora por la cabeza. Y luego con esos textos haz lo que te venga en gana. Los guardas o los tiras.

 El sol, la luz, hace maravillas sobre el cuerpo. Sal a la naturaleza de tu entorno, y si no es posible, a un parque. Respira profundamente.

 ¿Tienes mascota? Son maravillosas. ¿No te atreves con un perro o un gato? Un simple pez o un canario o un hámster también ayudan y mucho.

 Llama por teléfono a algún amigo, a alguien de tu familia, a alguien conocido.

 No utilices tanto las Redes Sociales, vacías de contacto real. Piensa en que no es tan bueno soltar tus mierdas, como intercambiarlas. Dar y recibir, desde apoyo a palabras, desde abrazos a olores.

 Aprende algo que nunca antes te podías imaginar que fueras capaz de hacer. Con dos narices, aprende algo totalmente diferente a lo habitual. Desde tocar la armónica a hacer ganchillo, desde ir a clases de teatro a ponerte a fotografiar alcantarillas, desde un curso de pastelería a aprender a pintar acrílico o acuarela.

La Depresión quien la padece, es para muchos días


Hay que perder el miedo a decir que tenemos depresión diagnosticada. Parece un tabú en estos tiempos complejos. Y si hablamos de una depresión aumentada con ataques de ansiedad, estamos hablando de unas dolencias importantes que tenemos que intentar entender y resolver. Y si todavía no está diagnosticada y crees que estás en un periodo depresivo que no puedes controlar bien, acude a tu Médico de Atención Primaria, que te indicará los caminos a seguir. Veamos los primeros síntomas.

Sin saber como, un día…

• Vas perdiendo las ganas de levantarte de la cama,

• Pierdes el interés por las cosas que antes te gustaban  

• No quieres salir de casa

• Vives en un estado de inquietud

• Estás triste, lloras…

No es algo que te pasa solo un día, es algo duradero en el tiempo, que no sabemos como resolver, pues nuestro propio estado depresivo no nos deja ver más allá.

Si un profesional médico te diagnostica depresión, no te calles, cuéntaselo a alguien de confianza, a quien convive contigo; es importante que sepan de tu estado emocional para que puedan entender como te vas sintiendo.

Y si eres amigo/a o familiar de una persona con depresión, es posible que te cueste aceptarlo, a nadle le gusta que nuestros seres queridos tengan una enfermedad, pero te dejo unos consejos para que puedas ayudarle, para que tu allegado/a se sienta mejor.

• Escucha a esa persona

• Ofrécele tu ayuda, tu hombro para llorar

• Si quiere estar largo tiempo en cama, respeta su descanso

• No le presiones con planes

• Ten mucha paciencia

• No prejuzgues a nadie sin saber por qué procesos está pasando 

• Si algo incomoda o hace sentir mal o triste a una persona, no estés constantemente con ese tema 

• No le digas que lo que siente es fingido. Estas enfermedades son reales 

La depresión no se ve, porque puede que tras una persona depresiva haya una sonrisa, disimulando algo que no quiere mostrar. Pero está ahí y por poco que avance en positivo esa persona… valóralo.

Es importante buscar tu tiempo para sentirte bien, rodearte de gente que te entienda, leer un libro de autoayuda bien elegido, incluso tener un diario donde soltar todo lo que vas sintiendo, como vas avanzando en la pelea diaria con la depresión, y así verás avances, pequeños quizás, pero siempre será mejor que ir hacia atrás.

Laura P. Puente

¿A quién tendríamos que odiar si sirviera de algo?


Esta niña pregunta algo simple, sencillo, básico… y peligroso. ¿De qué manera nos comportamos con las personas que nos rodean? ¿Dónde ponemos el límite de odiar, de quejarnos, de admitir, de incluso querer entender que es algo que tenemos que soportar? 

Vemos en lo alto de la escalera tres ejemplos muy duros de comprender y comunes en la situación actual de incluso egoísmo social. Una persona mayor que necesita ayuda y no siempre es sencillo dársela. Un joven que hace de su libertad el campo de batalla sin preocuparse sobre los demás. Y un señor casado pero lleno de poder que mira con ansias a la "criada o esclava" a la que desearía hacerle un pecado. 

Las personas que suben las escaleras son otro ejemplo de las soluciones imposibles ante cualquiera de las tres situaciones. Hay problemas que no tienen solución a posteriori sino que deben formar parte de nuestra forma de comportamiento. ¿Es sencillo? ¡¡No!! pero la pregunta tiene una respuesta-

—¿¡¡¿¿A quién tenemos que odiar??!!

No existe el éxito fácil. Así que trabaja duro y motivado


Para cualquier tipo de éxito se necesita mucho trabajo detrás, nunca es posible lograr el éxito sin tu trabajo o el trabajo de otras personas. Puede ser el de tu familia si te ha llegado el éxito por herencia, puede ser el de tu grupo de colaboradores o el tuyo. Pero no existe el éxito fácil, pues lo habrían logrado ya, otros muchos antes que tú.

Así que prepárate para trabajar duro, para conseguir una meta que antes has diseñado y preparado. Y no pienses nunca que lograras alcanzarla de forma sencilla. Pero esa complejidad será la base que te impida perder luego ese éxito que logras con esfuerzo. 

Recuerda además que el esfuerzo empieza estudiando, preparándote para los objetivos que quieres lograr. Y que esa capacidad de aprender no conoce edades, puedes empezar con 5 años o con 50 años, eso depende de tus ganas y de tus metas propuestas.

Los abuelos están para mostrar el mundo a los nietos


 ¡¡Son referencias las abuelas y abuelos!!

¡Abuelo!: muéstrame el mundo... porque las Personas Grandes o los Padres Grandes y las Grandiosas Madres son mucho más que los padres y madres de las madres y padres. Los abuelos siempre son Referencias para los niños pequeños.
La maravilla de permitir que los abuelos, sean ABUELOS... es una relación bidireccional. Para los menores y para los mayores. Recordemos que ya fueron padres, nuestros padres. Si no les dejamos SER abuelos, pierden ellos, perdemos nosotros, pero sobre todo…, pierden nuestros hij@s.

Cómo limpiar nuestro cuerpo ante los excesos


Todos tenemos celebraciones puntuales o fechas señaladas en las que llevamos unos días de excesos gastronómicos, de ataques (como poco leves) a nuestro propio cuerpo y por ello a nuestra salud. Para compensar y para ponernos en la situación anterior nos toca después hacer algunos pequeños cambios y tomar algunas decisiones, para compensar esos abusos sobre todo gastronómicos. 


¿Qué hemos hecho mal?


 Hemos comido mucho más de lo recomendable

 Hemos bebido más alcohol del acostumbrado

 Hemos ingerido más grasas de las que deberíamos

 Y sobre todo hemos tomado más azúcar —de una manera o de otra o de todas— de la que es buena para nuestra salud.


Todo esto además de que posiblemente hemos realizado menos ejercicio, y esto…, nos lleva a decidir que hay que controlar mucho más la salud.

La glucosa si nos la tomáramos ahora, sobre todo si nos hiciéramos un test de Hemoglobina Glicosilada, nos preocuparíamos poco bastante. 


¿Y qué podemos hacer?

Sin duda hacer "media" dieta, es decir comer menos y mejor, s dice que un día a dieta rigurosa es bueno. pero sin duda, estar un par de días comiendo menos, lo justo, es también muy bueno.

Tomar más líquidos sin azúcar, más verdura, cuidado con la fruta si es dulce, menos grasas, alguna tortilla por ejemplo de espárragos o de alcachofas, sopas de verduras o de pescado, algo de pescado azul o blanco a la plancha, tomar otra vez verdura, insistir en hidratarnos con más agua, y nada de alcohol.

Y sobre todo empezar con más movimiento. Si puedes por edad hacer bicicleta normal o estática, gimnasio, correr o natación pues maravilloso. Y si no, pasar de los 4.000 pasos mínimos al día al objetivo de los 10.000 pasos día durante 15 jornadas de compensación de los abusos y a una velocidad un punto más rápida.

Más relaciones personales, algo de silencio, de música, incluso de sexo, de tranquilidad, de escucharte a tí mismo, pues se trata de limpiarte el estómago, los intestinos y la cabeza.

Respirar en el parque es fabuloso, una zona verde es milagrosa, pasear rápido es un premio. Recuperar la naturaleza es imprescindible.

Poco pan, nada de arroz o patatas, limpieza, limpieza interior, vaciar mejor todo el cuerpo de toxinas, y empezar el Nuevo Tiempo con buena cara y el cuerpo algo más limpio de toxinas. 

Ajovín

¿Queremos o tenemos que efectuar cambios personales?


Entrar en un Nuevo Año no significa de forma obligada que tengamos que hacernos nuevas promesas de cambios, de rectificaciones. Todo es igual a ayer. Creo. Así que calma, reflexión. ¿Quieres cambiar algo? Pues que no te obligue el calendario. Reflexiona y cambia tú. Lo primero cambia tu forma de abordar ese cambio

Si no lo has logrado antes, es posible que sea porque no has cambiado tú… lo suficiente para lograr hacer la modificación de hábitos, de formas, de visión del asunto y de lo que le rodea.

Todos los cambios llevan siempre una porción de pérdidas, y sin duda también una porción de ganancias que deben ser mayores a las pérdidas. Y eso es lo primero que debemos analizar. 

¿Vamos a salir ganando con el cambio? 

¿Es este el mejor momento? 

¿Tenemos apoyos para efectuar el cambio? 

¿Hemos analizado qué puede salir mal, para estar preparados ante los errores y las zancadillas?

Recuerda que en cualquier proceso de cambio tendremos diversos comportamientos, y alguna vez nos dará "la florera" nos entrarán dudas y debilidades. Es normal y tenemos que estar preparado para ello. Saberlo es de entrada la mejor opción. Seremos débiles y nos preguntares si lo estamos haciendo bien o mal. Sucederá, y hay que seguir adelante con los cambios. 

Una vez iniciados los cambios por nuestras decisiones, lo peor es dejarlo todo a medias y abandonar el campo de batalla, pues en ese huída hacia delante siempre se quedan muchas cosas en el camino. Por eso antes hay que diseñar incluso ese tipo de decisiones, por si hubiera que tomarlas. 

Rectificar no es huir. Es simplemente cambiar de rumbo o de destino, pero de forma ordenada.