Ante los problemas leves de salud mental, tú eres el importante


Si crees que tu salud mental está gripada, resfriada, con problemas menores, debes tomar dos decisiones básicas imprescindibles. 

1/ Cuidarte como harías con un cólico intestinal o una gripe estacional, rectificando algunos hábitos y acudiendo al profesional médico de Atención Primaria como primera puerta.

2/ Admitir que debes ser TÚ quien tome las primeras decisiones. No hay que tener reparos en admitir uno mismo que tiene dudas, temores, ansiedades, angustias. Es un proceso por el que todos algunas veces en la vida pasamos, sufrimos, superamos. Y eso supone enfrentarse con tu mismo espejo, revisar tu vida y empezar a tomar pequeñas decisiones de cambio o de reforma.

No todos los problemas que nos puede plantear la salud mental son importantes, pero en esas fases primeras todos tienen solución si se tratan bien y si todos nosotros, cada uno de nosotros, ponemos de nuestra parte. La salud mental es parte de nuestra salud y hay que cuidarla.

La vida no es sencilla. Para nadie.

Y en tiempos de crisis nos fallan más elementos de relación social, de seguridad, de saber sobrevivir sin problemas añadidos. Por eso hay en estos tiempos, que replantearse algunas cosas. En baloncesto existe el “Tiempo Muerto” que es simplemente parar el balón, respirar y tomar aire nuevo, y ver la continuación con otro punto de vista, tras analizar lo que nos imposibilita seguir corriendo como antes. Es un simple reset, un mirar desde otra óptica lo que estamos haciendo y cambiar algunas cosas.

Ante las dudas, lo último que debes hacer es seguir creyendo en tí. Todo lo demás es matizable y tiene posibilidades de ser modificado.

No hay comentarios: