Detalles de la Educación en Estonia. Líderes de PISA en Europa


El país líder en educación en Europa ya no es Finlandia sino Estonia, un país con los habitantes de Aragón y que basa su educación en conceptos básicos pero muy bien realizados. De entrada destina un 7% de su PIB a Educación, en España es el 4,26. Ese esfuerzo inversor se ve recompensando con los resultados de PISA pero también con un número creciente de nuevas empresas tecnológicas que han posicionado al país en puestos muy distintos a los que tenía cuando dependía de la URSS.

Hay algunos conceptos en su Educación que no por lógicos y conocidos no resultan reseñables. Uno de ellos y que comparte con Finlandia es el respeto social a la figura del profesor, del maestro de escuela. En Estonia siguen cobrando poco, menos que otros profesionales, pero el respeto de familias, alumnos y sobre todo la sociedad en general es altísimo. Y sus sueldos se van nivelando.

Las escuelas son modernas en sus tripas y no son los clásicos espacios que solo sirven para dar clases. Son también espacios de taller, de experimentación, de juegos, de diversión. Mientras que en las clases el respeto es máximo y máxima la seriedad en los silencios, en el orden, en comprender que los 50 minutos de clase son tremendamente importantes, fuera de la clase todo es mucho más abierto y lúdico.

Son los alumnos los que piden, intervienen, participan, se ayudan entre ellos. Se trabaja mucho en grupo buscando siempre que no haya alumnos muy destacados, sino sobre todo que no haya alumnos muy rezagados.

Las materias que se imparten son las mismas que en todos los países europeos. No hay cambios notables, si acaso un valor algo superior a la música, al Arte, etc. Pero reconocen que no son la selección de materias las que hacen triunfar el modelo de Estonia, sino la forma de dar esas materias, esas clases en la escuela. 

Alumnos que son capaces en sus etapas educativas de estudiar normalmente hasta incluso más de tres idiomas extranjeros. Hay muy poco movilidad legislativa en los temas educativos. Es una Educación que se basa principalmente en recursos y formaciones tecnológicos. Todos los alumnos de Estonia tienen las mismas oportunidades educativas, tengan el nivel de ingresos familiares que tengan. Los profesores reciben actualizaciones formativas de forma constante. Las clases raramente superan los 18-20 alumnos. Poca movilidad de los profesores sobre los alumnos. Escuela hasta los 20 años, desde los 7 a los 16 de Primaria en el mismo colegio y luego 3 años de Secundaria donde se prime el Arte, los Idiomas y las Ciencias. No hay Bachillerato.

Los alumnos puedes escoger entre un gran número de asignaturas para que estudien de forma muy personal y con gran motivación existiendo unas que son obligatorias. Se implica al alumno para que crezca en su creatividad y en su espíritu de exploración y de crítica con lo que le rodea. No hay un exceso de horas anuales de escuela pero si hay proyectos fuera de la escuela para trabajar con ideas y proyectos reales, apoyando la investigación desde muy pequeños.

Las familias participan mucho en la escuela, en todas las edades y no tanto de forma crítica como de manera colaborativa. Por cierto a la sociedad de Estonia no le gusta del todo su propia Educación aunque estén líderes. 

Nota.: La imagen se puede ver en esta dirección

No hay comentarios: