¿Para qué podría servir la filosofía hoy mismo?


"Ahora vivimos la crisis de la modernidad, de la incapacidad para construir una sociedad de ciudadanos. Somos infantiles y hemos delegado la vida comunitaria en nuestros políticos. Debemos lograr que la razón guíe nuestra conducta para no vivir de forma autómata, gregaria, y sí hacerlo de manera virtuosa, siguiendo el modelo socrático de justicia, equilibrio, moderación y templanza. La filosofía es una buena herramienta para crear ciudadanos que no se dejen llevar
"
Eduardo Infante.

El profesor asturiano de filosofía Eduardo Infante, en muy pocas líneas nos dice algunas apreciaciones que deberíamos conservar. Desde mi punto de vista el comportamiento cada vez más infantil de todos nosotros, aunque nunca lo admitiremos, es un gran error que nos lleva poco a poco al desastre. 

No es casualidad, es una provocación con causa. Interesa que seamos adultos a la hora de producir y consumir y niños a la hora de pensar y exigir. Y ese proceso hay que hacerlo sin que se note para que sea masticado mucho mejor y sin que sospechemos los ciudadanos. El método es muy simple. Debemos estar convencidos de que somos libres para hacer lo que nos plazca, pero en realidad debemos estar controlados para que nada se escape del control.

Y para ello nada más sencillo que ofrecernos la vida casi masticada, fácil, cómoda, como hacen algunos padres protectores con sus hijos. No los odian, pero la superprotección los convierte en medio inútiles a largo plazo.

Tenemos que ser autónomos y con nuestras propias razones de vida. No es lo más sencillo, pero es lo que nos hará felices si logramos llegar a las metas que nosotros mismos nos proponemos, aunque sea difícil alcanzarlas. Y para eso debemos saber filtrar muy bien la información que nos mandan desde "el exterior". Incluida la mía.

No hay comentarios: