Mayores de 50 años en el desempleo. Hay que actualizarse


En estos tiempos de Crisis todo se nos mueve algo o incluso mucho. El desempleo ha crecido, pero además se ha movido de edad y en estos momentos los mayores de 50 años son un colectivo débil y con problemas de empleo si lo pierden. Los ERTEs han venido incluso para ayudar a que los más mayores de las plantillas sufran el desasosiego para la vuelta al trabajo en unas condiciones dignas.

Y en muchos casos tocará buscar un nuevo empleo, para el que no siempre se está bien formado. Hoy es imprescindible saber al menos lo básico de informática aunque sea para puestos de trabajo con poco nivel de exigencia, pues se necesita demostrar que eres tan bueno como los que te acompañan en tu proceso de selección de personal.

Pero además debes saber manejar un correo electrónico, hacer reuniones virtuales por Zoom o programas similares, manejar de forma básica programas de ofimática o de bases de datos, etc. Asuntos que previsiblemente en muchas personas mayores de 50 años nunca han tenido que utilizar. Así que toca aprender.

Tenemos que pedir ayuda a familiares cercanos, a los amigos o buscar cursos en la Oficina de Empleo o en tu ayuntamiento. Lo lógico sería que practicaras en tu casa, algo que no siempre es posible por problemas económicos, pues también es básico conocer internet y sus usos y posibilidades. Hay que crear alrededor de nuestra formación una actualización básica que debemos buscar entre las posibilidades que tengamos. 

Rendirse es lo último, hay opciones para salir de esta, aunque nos parezca casi imposible. 

Mi consejo es que si no estás ducho en defenderte ante las nuevas tecnologías te pongas con urgencia a buscar ayuda. Y si eres ahora un lector de esta entrada del blog y dominas todo esto, piensa en que es posible que cerca tuyo tengas a personas a las que haya que ayudar.

Como también lo es el que si nunca ha tocado de cerca algo que se parezca a una empresa, a un comercio, a un servicio al público NO te metas en inversiones de autoempleo. No es fácil, aunque sin duda es una buena salida pero siempre que tengas los conocimientos necesarios. 

Lamerse las heridas no sirve de nada, hay que replantearse el futuro si se termina desempleado, y eso pasa por una actualización de empleos y formaciones. No es sencillo, y tienen que ayudarte desde la familia más cercana. Pero sobre todo no caigas ni en el desánimo ni en la seguridad de que NO merece el esfuerzo. Hay que intentarlo con todas las fuerzas, no decaer nunca y seguir peleando. 


No hay comentarios: