Kaizen. Mejora Continua o Cambio Beneficioso


Hemos oído hablar muchas veces de la "Mejora Continua" y pensamos que es algo reglado, que tiene que ver con hacer cursos sin parar, con aprender de tu oficio las nuevas tecnologías, etc. Pues no, es mucho más, es distinto, es otro concepto que nos tiene que hacer crecer en conocimientos pero también en formas de vida, en calidad de sensaciones vitales. 

¿Para qué queremos aprender más, si eso no se traduce en vivir algo mejor?

La Mejora Continua viene del japonés Kaizen, que significaría Cambio Beneficioso. Hay que mejorar par que sea beneficioso para todo y todos, pero lo primero para nosotros mismos.

La Mejora Continua se crea o nace en el mundo industrial occidental hace unas décadas para mejorar la productividad, pero en realidad llevaba en zonas orientales de nuestro planeta siglos funcionando como un proceso de mejora personal, casi filosófico de sentimiento de mejora continua de uno mismo, pero no solo en lo productivo, sino en su concepto de persona.

El concepto es muy claro: TODOS LOS DÍAS HAY QUE DAR PEQUEÑOS PASOS HACIA NUESTRO OBJETIVO.

No se trata de alcanzar todo de golpe, nunca por ese llamado falsamente "Golpe de Suerte" sino de ir avanzando, aprendiendo, dando pasos cortos pero sosegados y meditados, planificados y asumidos. Nuestra energía es tan simple como saber dar cada día pequeños pasos y buscar la forma de no pararnos. NO de alcanzar los objetivos en el corto plazo, sino de avanzar hacia el objetivo sin pausa.

Para ello, para cualquier objetivo que deseemos alcanzar vamos a ver qué primeros pasos hay que dar.

1/ Definir y diseñar claramente y de forma que comprendamos con claridad qué objetivo deseamos alcanzar.

2/ Analizar el asunto, ver sus posibilidades, aprender los objetivos.

3/ Diseñar un Plan de Trabajo que aúne las acciones Macro y Micro, las grandes que afectan a varias personas y las pequeñas que solo nos afectan a nosotros.

4/ Empezar a andar, ponernos a caminar y a ir aprendiendo poco a poco lo que todavía no conocemos.

Veamos algunos ejemplos.: 1/ Aprender a cocinar como ejemplo muy sencillo de mejora. 2/ Ver qué alternativas tenemos para aprender, definir hasta qué grado de conocimiento queremos tener, y para qué lo deseamos. 3/ Nos ponemos un marco mental de seis meses de acción y nos ponemos a diseñar para ese tiempo qué debemos ir aprendiendo cada día, donde, a costa de qué esfuerzo, con ayuda de quien, a que coste, como mediremos los avances, que meta nos queremos poner. 4/ Vamos a empezar a diseñar de qué tiempo disponemos cada día, y a empezara a escribir nuestro Plan de Acción en unas hojas. Indicaremos por escrito a qué nos comprometemos y cual va a ser nuestro desarrollo de esa Mejora Continua.

He puesto un ejemplo fácil con aprender a cocinar, pero podría ser cambiar de trabajo, buscar nuevas amistades, aprender a conducir, intentar ser más amable, ascender en tu trabajo, comprarte un piso, crear una empresa propia, etc.

No hay comentarios: