Currículos diferentes, originales, curiosos, provocadores


Hoy para encontrar trabajo hay que presentar un currículo que sea innovador, casi explosivo, personal, adaptado a tu personalidad, al puerto de trabajo al que aspiras y sobre todo que sea capaz de sobresalir sobre el resto de currículos que se presenten. 

O somos capaces de provocar con nuestra primera presentación o… ¿por qué nos va a tener en cuenta?

Nos enseñan a todo lo contrario, a que seamos elegantes, correctos, suaves, serios, disciplinados y que seamos capaces de mostrar nuestras capacidades desde la normalidad. Es decir, nos enseñan a ser todos iguales, todos grises, todos cuidadosos y tranquilos. Es una manea correcta de ser, pero de esa forma son casi todos ya.

Cuando hacemos selección de personal, según puestos y empresas, nos pueden llegar desde varias decenas a centeneras de currículos y el seleccionador solo puede dedicar segundos a cada uno de ellos para ir haciendo montones. Nos resulta imposible entrevistar a todos, ni a la mayoría de las presentaciones que se reciben. Así que la llave de entrada empieza y continúa con esos papeles que presentas. 

O en esos currículos (papeles a lo sumo dos hojas) estás tú, tu experiencia y tu forma de sobresalir, o no será posible tenerte en cuenta. 

Si nos fijamos en los currículos que se mandan vemos de entrada que casi todos son en papel, en tamaño A4 verticales, una fotografía y unos textos explicativos de nuestra formación y experiencia, y en la mayoría de los casos no se hace una utilización suficiente de los nuevos medios de comunicación. Son casi todos muy similares… ¿cómo distinto yo al mejor? ¿podría ser que el mejor no fuera capaz de sobresalir sobre el resto?

¿Y si llevara un código QR en grande para acceder a un vídeo explicativo? ¿Y si contuviera sonido o vídeo al que acceder si se desea ampliar lo que se pone en el currículo? ¿Y si fuera cuadrado y algo más grande de 22 centímetros (el lado más corto si fuera rectangular? para que sobresaliera de todos los demás y en un papel de color?

¿Y si fuera muy simple pero original con acceso a una información complementaria para ayudarle en su trabajo? Si destacas por algo que nadie puede igualarte, asegúrate de que sea eso casi lo único que verá el entrevistador, que le llamará la atención en un solo segundo. Al menos para que te dedique el doble de tiempo que al resto.

Imagínate un Premio Nobel que quiere acceder a un puesto en una empresa de investigación. ¿No sería suficiente con su nombre bien diseñado, la indicación del "Premio" y un teléfono de contacto, junto a dos líneas del motivo por el que quiere colaborar con esa empresa? Efectivamente, casi sobran la dos líneas.


No hay comentarios: