10 detalles de un Líder en Gestión de Equipos

El Liderazgo es Poder, es un mecanismo aceptado por las partes sobre las que "alguien" manda y el resto obedece de forma consensuada y elegida, entendiendo que es lo mejor para que un Equipo funcione bien. Tras decir esto hay que añadir que hay muchos tipos de liderazgo, muchas variables en cada uno de los procesos, y que tan importante son las normas establecidas en un principio para esa relación en la Gestión de Equipos, como las que vaya ejerciendo la persona que ejerce ese liderazgo.

Los mecanismos que se utilizan para que el Liderazgo funcione bien son tan variados que incluso los mismos según quien los ejerza, de qué manera o sobre qué tipo de Equipo de Trabajo, pueden dar unos resultados totalmente distintos.

¿Cuánto poder tiene el Líder del Equipo¿

¿Hasta dónde puede llegar sus decisiones hacia abajo y hacia o desde arriba?

¿Cuáles son sus funciones además de gestionar el liderazgo?

¿Es también Gestor del Equipo, de la Productividad y la Calidad, de la Rentabilidad final?

¿Qué tipo de relaciones sabe tener con los integrantes de su equipo?

¿Qué capacidad de reforzar las motivaciones tiene el líder del Equipo?

¿Sabe utilizar los premios y castigos, o solo tiene capacidad para una de las dos variables?

¿Qué tipo de ética personal y humana tiene la persona que gestiona el Equipo?

¿El líder es experto en las competencias del Equipo o en un técnico puro en liderazgo?

¿Qué influencia tiene el Líder sobre la propia empresa, sus clientes, sus proveedores internos y externos, su competencia?



Detalles de la Educación en Estonia. Líderes de PISA en Europa


El país líder en educación en Europa ya no es Finlandia sino Estonia, un país con los habitantes de Aragón y que basa su educación en conceptos básicos pero muy bien realizados. De entrada destina un 7% de su PIB a Educación, en España es el 4,26. Ese esfuerzo inversor se ve recompensando con los resultados de PISA pero también con un número creciente de nuevas empresas tecnológicas que han posicionado al país en puestos muy distintos a los que tenía cuando dependía de la URSS.

Hay algunos conceptos en su Educación que no por lógicos y conocidos no resultan reseñables. Uno de ellos y que comparte con Finlandia es el respeto social a la figura del profesor, del maestro de escuela. En Estonia siguen cobrando poco, menos que otros profesionales, pero el respeto de familias, alumnos y sobre todo la sociedad en general es altísimo. Y sus sueldos se van nivelando.

Las escuelas son modernas en sus tripas y no son los clásicos espacios que solo sirven para dar clases. Son también espacios de taller, de experimentación, de juegos, de diversión. Mientras que en las clases el respeto es máximo y máxima la seriedad en los silencios, en el orden, en comprender que los 50 minutos de clase son tremendamente importantes, fuera de la clase todo es mucho más abierto y lúdico.

Son los alumnos los que piden, intervienen, participan, se ayudan entre ellos. Se trabaja mucho en grupo buscando siempre que no haya alumnos muy destacados, sino sobre todo que no haya alumnos muy rezagados.

Las materias que se imparten son las mismas que en todos los países europeos. No hay cambios notables, si acaso un valor algo superior a la música, al Arte, etc. Pero reconocen que no son la selección de materias las que hacen triunfar el modelo de Estonia, sino la forma de dar esas materias, esas clases en la escuela. 

Alumnos que son capaces en sus etapas educativas de estudiar normalmente hasta incluso más de tres idiomas extranjeros. Hay muy poco movilidad legislativa en los temas educativos. Es una Educación que se basa principalmente en recursos y formaciones tecnológicos. Todos los alumnos de Estonia tienen las mismas oportunidades educativas, tengan el nivel de ingresos familiares que tengan. Los profesores reciben actualizaciones formativas de forma constante. Las clases raramente superan los 18-20 alumnos. Poca movilidad de los profesores sobre los alumnos. Escuela hasta los 20 años, desde los 7 a los 16 de Primaria en el mismo colegio y luego 3 años de Secundaria donde se prime el Arte, los Idiomas y las Ciencias. No hay Bachillerato.

Los alumnos puedes escoger entre un gran número de asignaturas para que estudien de forma muy personal y con gran motivación existiendo unas que son obligatorias. Se implica al alumno para que crezca en su creatividad y en su espíritu de exploración y de crítica con lo que le rodea. No hay un exceso de horas anuales de escuela pero si hay proyectos fuera de la escuela para trabajar con ideas y proyectos reales, apoyando la investigación desde muy pequeños.

Las familias participan mucho en la escuela, en todas las edades y no tanto de forma crítica como de manera colaborativa. Por cierto a la sociedad de Estonia no le gusta del todo su propia Educación aunque estén líderes. 

Nota.: La imagen se puede ver en esta dirección

¿Tenemos ansiedad? ¿Qué podemos hacer nosotros por nosotros?

Nunca sabemos en qué momento el cuerpo nos va a dar un bajón, nos pondremos tristes o con el ánimo por los suelos. Es algo incierto. A veces incluso es incierto los motivos.

Es por eso que hay que tener recursos a mano para controlar estos momentos de bajada de las defensas emocionales. Consejos o pautas que te aporten alguna solución temporal desde varios puntos, bien hablando con los profesionales dedicados a la salud mental, acudir a un libro, un familiar, o alguien conocido que ha pasado por algo similar.

Porque muchas veces nos entiende mejor quien ha sentido en sus carnes la ansiedad, la depresión o un hecho traumático (un accidente, una enfermedad…) que el personal sanitario que, sí, entiende mucho sobre la teoría, sobre medicaciones o consejos generales útiles en caso de urgencia y para saber controlar, a veces, una situación, pero las habilidades sociales son muy necesarias en estos casos y no siempre se tienen.

Por otro lado, el personal de salud mental te atiende cada tres/seis meses (o más) en la sanidad pública, y si por un casual el día de consulta estás más animado/a por lo que sea, pues te ve mucho mejor, y considera que lo que le cuentas es normal, y tal vez al día siguiente —o a la media hora de salir de la consulta— te de una llorera, una crisis ansiosa y no tienes ganas más que de estar dentro de la cama. 

La mente es muy incierta y no se controla fácil.

Por ello cada vez creo más en esas personas que nos conocen y entienden nuestras situaciones, que saben cuando queremos un abrazo, estar solos o salir a tomar un café para hablar, para soltar basuras o pensamientos.

Creo en la madre que te seca las lagrimas y te calma si estás nervioso, en la amiga que te saca de compras y te abraza, en los amigos que te llaman y se inventan cualquier cosa para hacerte reír. 

Porque todo eso, la risa, los abrazos, las tardes de cervezas al sol, los viajes improvisados, las amistades y la pareja, son una buena medicina, se pueden tomar sin receta, y no hay que esperar meses para que te atiendan. 

Unas veces basta con descolgar el teléfono, otras, simplemente con creer que tú y solo tú, puedes con todo.

Arual 1812

Qué deben hacer los familiares ante un ataque de ansiedad?

Ante una ataque de ansiedad que puede sufrir cualquier persona en un momento sin especificar, (en un momento sin motivo) los familiares que lo vemos, lo primero que sentimos es también miedo y pánico. Los síntomas suelen ser muy fuertes, con fobias, pánicos, temblores, pérdidas del habla, etc. Nuestro familiar afectado por el ataque de ansiedad se ha convertido casi en un niño, no escucha, no atiende a razones, es incapaz de dominarse. 

¿Qué podemos hacer como familiares en esos momentos de ansiedad, sobre todo si nunca hemos visto estas situaciones?

Al principio hay dos opciones (negativas ambas) que suelen tomar los familiares más cercanos:
Los que ante la primera crisis, le resta importancia y piensan que se es exagerado.
Los familiares que ante la primera crisis se asustan y mucho, y no saben qué hacer.

En el primer caso, nos encontramos ante personas tranquilas, incluso pasotas, que además de restar importancia a la situación, desvalorizará lo que les ocurre a los que padecen su primer ataque de ansiedad. A este tipo de familiares se les suele hacer más cuesta arriba la aceptación de la situación si se cronifica.

En el segundo caso nos encontramos ante personas sensibles, que al ver a su familiar en situación de pánico creerán firmemente que les está ocurriendo algo grave y tras acudir al hospital, se pondrán a ayudar en la medida de lo posible, buscando a intentar soluciones.


La ANSIEDAD no es un problema muy grave,  pero hay que tratarla y resolverla. No se va a volver loca ni se va a morir la persona que la padece, volverá a su estado anterior, es el cúmulo de síntomas de una situación que no logra dominar y que al final hacen explotar al YO adulto, hasta volverle a retomar su YO infantil, escondido y ya casi abandonado. 

Pero mucho cuidado. Sin ser un problema grave, es un problema que hay que resolver por especialistas. No es una enfermedad física, pero SI es una enfermedad emocional.

La familia que trata al enfermo de ansiedad debe comprender esto bien, hacer ver al familiar que existe una parte emocional en todo ser humano y que aunque la medicina tradicional no contemple tratar las emociones, esto puede hacerse, y por lo tanto, es algo que se puede curar.  

Si se nos estropean parte de nuestras emociones, al igual que cuando se nos estropean los riñones o la sangre, hay que reparar los desperfectos o irán a más.

Si no entendemos bien lo que es la ansiedad, si no acudimos a buscar ayuda, terminaremos los familiares por trasmitirle más ansiedad. 

El enfermo busca ayuda, comprensión, fuerza exterior. Si desde fuera lo que encuentra es rechazo o pasotismo, la enfermedad se agravará. Aunque hay que admitir que no es nada sencillo entender la situación.

Todo tipo de terapias emocionales requieren que se trabaje en parte con los familiares que están cerca de los pacientes, para compartir herramientas, para entender situaciones. Si vamos a un psiquiatra, un psicólogo, un terapeuta emocional o el médico de familia, es recomendable que éste haga partícipe a nuestros familiares de la situación. 

Todos debemos entender lo que es la ansiedad, el pánico, la angustia; aceptarla como algo que nos puede suceder y buscar formas de dominarla o de que nos afecte lo menos posible. Por ellos es casi fundamental que los familiares reciban consejos e información de cada proceso de ansiedad que tenga nuestro allegado.

Cuando una persona está en crisis de ansiedad es muy bueno el contacto físico y directo para que tome conciencia de su “aquí y ahora”; muchas veces con tomarle la mano a un enfermo es suficiente, aunque si consigues abrazaros es mucho mejor. 

El abrazo es sinónimo de protección y su subconsciente lo comprenderá de esta manera.

El familiar podrá además ayudarte a realizar la respiración diafragmática para relajarse, recordándole que NUNCA debe respirar con los pulmones, SIEMPRE  con la tripa, pues de la otra manera hiperventilas y complicas la crisis al llenar de oxígeno limpio la sangre. 






Hay que mostrarte su apoyo transmitiéndote tranquilidad, a la vez que considerando su estado, y sobre todo,  sin restarle importancia.

Es bueno ir diciendo afirmaciones  como: "Tranquila, solo es ansiedad, esto se pasa", "Tranquila que estoy contigo", "solo es ansiedad aunque parezca todo lo contrario", "ya has pasado por esto más veces y aunque creas que esta vez es  distinta, en realidad no lo es, lo vas a dominar como lo has hecho siempre, y yo estoy aquí a tu lado", etc.

RECUERDA que un ataque de pánico es un ataque de miedo intenso. ¿Cómo actuarías con un niño al que le está pasando mucho miedo por su pensamiento?  Pues así es como tiene que tratarse a su familiar, con el mismo cariño y con el mismo respeto.

Cuando pase la crisis debes animarle, haciéndole ver lo campeón/campeona  que ha sido, y ayudándole a que tome conciencia de que además del mal rato, finalmente no le ha ocurrido nada grave, que  una vez más ha superado una crisis sana y salva y liberándote de todo sentimiento de culpa que pudiera generar.

Que el familiar se muestre tranquilo y apoye de manera positiva en todo el proceso es muy bueno. Incluso es preferible pasar una crisis solo, que estando acompañado por alguien que no sepa tratar la angustia que padece el enfermo. 

Por eso, si el familiar no se siente capaz de participar activa y positivamente en el proceso, deberá comprenderlo, respetarte y dejarle solo en este momento. Si el familiar se pone nervioso estará estropeando la recuperación del enfermo.

Recordar que el enfermo necesita ayuda, pero los familiares que la tratan también la necesitan. Tener ANSIEDAD no debe de ser sinónimo de volvernos egoístas, pues para recibir, también los enfermos deben dar.


¿Cuándo toca jubilarse y qué supone esto?


Una de las decisiones más importantes en la vida de cualquier persona, en el mundo occidental al menos, es la de tener que jubilarse, decidir en qué momento vital debemos jubilarnos. ¿A qué edad, cuándo, por qué, para qué? Normalmente es el Estado el que marca la edad de tu jubilación, no es una decisión totalmente libre pues como cualquier ser humano, tras dejar de trabajar cobrando tienes que seguir viviendo y alimentándote con unos gastos fijos. No es sencillo poder jubilarse en todas las posibles empresas cuando crees o quieres que debes hacerlo.

Digamos que entre los 55 y los 65 años estaría la edad práctica en la que casi todos nos jubilamos o prejubilamos. Algunos tienen la suerte de poder hacerlo o planificarlo un poco antes y otros se aferran a su trabajo para hacerlo después. 

Pero en todas las personas hay una tónica que debería ser general. Vamos a ganar menos dinero, pero es posible que también tengamos menos gastos. Y además ya no deberíamos tener deudas y si un poco de ahorro y nuestros hijos nos necesitan mucho menos. Digo en teoría, pues estas cosas con las crisis desde el año 2008 se ha visto muy modificadas.

La jubilación no es otra cosa que el estado básico de regeneración social, para que otras personas más jóvenes, con otras ideas y más actualizadas formaciones, entren a ocupar nuestros puestos de trabajo o de decisión. Por ello mismo la jubilación es muy buena para las sociedades. 

Si retrasamos la edad de jubilación, estamos retrasando la edad de emancipación de las generaciones que vienen detrás, y eso no es positivo para la sociedad por muy variados motivos, incluso la competitividad y la productividad del país.

La jubilación no debe ser nunca entrar en el periodo de inactividad total. Eso ni es beneficioso para la persona, ni para la sociedad, ni para el consumo o la cultura. Si tomamos como referencia esa edad desde los 55 a los 65 años de edad, estamos hablando de una media de entre 10 y 25 años donde la persona jubilada puede ser muy efectiva en muy diversas tareas. 

No hablo solo del Voluntariado, que también, sino de la participación activa en muy diversas tareas de tipo social, político, artístico, cultural, deportivo incluso. 

Admitiendo la persona que ya ha llegado a ciertas edades muy adultas, que su función no tiene que ser la misma que la anterior, cuando estaba en el mundo laboral. 

Ahora toca si acaso la reflexión, la ayuda, el apoyo, el disfrute del tiempo, incluso el consumo y el apoyo familiar.

Muchos de nosotros hemos perdido muchos momentos importantes de la vida de nuestros familiares y de alguna manera hay que recomponer esos tiempos perdidos. Lo perdido no se recupera, pero al menos debemos intentar "estar" en los nuevos tiempos que nos toca vivir como familia.

La jubilación es de entrada positiva si se sabe utilizar y si no representa una meta decadente de las personas, que nunca lo es. Somos mayores, pero de entrada nuestra capacidad para disfrutar de la vida puede durar todavía bastantes años, así que lo primero es negarnos la capacidad de ser negativos.


Te propongo el cambio más sencillo para mejorar la salud. Caminar mas


No hay ejercicio más fácil, barato y que más mejora la salud de las personas… que CAMINAR. Caminar o moverte por tus localidades utilizando tu propia fuerza en una bicicleta o andando. O incluso corriendo si te apetece. Es lo más inteligente para cuidar tu salud, no contaminas nada, no hay que aprender nada nuevo y si sabes elegir el lugar respiras mucho mejor y disfrutas del paisaje de tu zona verde, parque o exteriores de tu localidad.

Caminar es un derecho de todos, y crear las ciudades en ese concepto que estamos intentando volver a sacar, el clásico "Ciudad de los 15 minutos" donde todo esté a 15 minutos de distancia andando, a lo sumo a 20 minutos, es un lujo.

No hay que ir por calles masificadas donde el aire está ya contaminado de otras personas junto a coches, aires acondicionados de locales, etc. No tiene sentido. 

Caminar debajo de árboles es el cambio que te propongo. 

Si nacimos erguidos y con la capacidad de andar, no es fácil de comprender que lo hayamos querido olvidar sentándonos dentro de vehículos para recorrer pequeñas distancias.

Y si la distancia que necesitas recorres supera esos 15 minutos de distancia andando, siempre hay transportes públicos, cada vez más modernos, cómodos y menos contaminantes, para ese desplazamiento. O bicicletas para darte un paseo. 

Desear ciudades de 15 minutos no es inventar nada, era lo que ha existido de siempre. Localidades de un máximo de unos 40.000 a 300.000 habitantes donde en los barrios había "de todo".  

Si hemos sido capaces de ver como en zonas de grandes ciudades de altísimo precio han retirado los coches de enormes y conocidas avenidas para convertirlas en peatonales, en zonas de paseo o de estancia en bancos y con árboles en grandes maceteros, tenemos que admitir que somos capaces de hacer casi todo por vivir mejor…, siempre que queramos.

¿Cuánto te ahorras en médicos, en farmacia por andar lo que debes, por andar lo que andaban tus padres? 

No se pide más, simplemente andar lo que andaban nuestros padres, algo muy sencillo de recordar pues todos hemos sido niños. 

La educación actual crea personas uniformes. No alumnos libres, sino necesarios

Una teoría muy cierta nos indica y señala sobre las consecuencias negativas hacia la personalidad libre de los alumnos que entran en el sistema reglado escolar y formativo de las últimas décadas, pues se trata —sin decirlo para no asustar— de domarlos hacia un sistema social que les reprime hasta restarles sus imaginaciones, sus ideas propias, y para lograr de ellos una personas válidas para lo que en cada momento se necesita, según la sociedad y el sistema económico, laboral y social donde se está incluido. Suena a muy duro, pero por desgracia es así de real desde hace más de 2.000 años.

Por este sistema educativo las materias que se ofrecen a los alumnos —es decir a los niños, futuros adultos y llenos de imaginación y libertad— son unas pautas en formación hasta doblegarlos en la dirección que creemos en cada momento más útil para el sistema, incluso para ellos mismos como personas. Insisto, no hay que alarmarse.

No estoy hablando de una conspiración mundial extraña, sino de una decisión con su lógica e incluso nos creemos que con sentido común,  aunque no la admitimos todos y nos parezca incluso una barbaridad que nunca se cumple.

En el camino de esta educación definida para crear individuos “necesarios”, perdemos muchas capacidades innatas de crítica a lo establecido, de exploración de los diferente, de los distinto, mucha pérdida de la sensibilidad, de la capacidad crítica para seguir teniendo imaginación cuando somos adultos. 

Esta uniformización de la sociedad además de llevarnos a restar posibilidades discrepantes, nos lleva a una competición más dura entre las personas para poder sobresalir entre todos y con eso también, un abaratamiento de los costes laborales entre las personas, pues no hay casi sobresalientes que puedan ascender hacia la excelencia.

En los últimos tiempos solicitamos desde el mundo del trabajo lo contrario. 
Personas que sobresalgan por su especialización. 

Pero no sólo laboral, sino en la forma de pensar, de analizar, de plantear ideas diferentes, de saber mirar los problemas desde otra óptica. 

Es decir, primero “segamos” la diversidad en las escuelas o incluso en algunas universidades, y luego solicitamos esa misma diversidad acentuada pues nos estamos dando cuenta que es muy positiva para la productividad real de los países, antes de las empresas, primeros de las personas. 

La educación escolar está siempre en contínua transformación, algo lógico si sólo buscáramos la excelencia. 

Pero es que además algunos buscan la adaptación al entorno, y esto pareciendo lógico tienen la gran pregunta detrás. ¿Quien tiene que marcar el entorno sobre el que nos tenemos que mover en el futuro? 

¿Por qué incidimos sobre los niños, frenando sus capacidades de imaginación o crítica, si cuando sean adultos con capacidad para gestionar el futuro de todos, habrán pasado al menos 25 años desde que iniciaron su formación escolar?

¿Qué materias se pierden por cambios complicados de explicar, pero que sirvieron de base a una sociedad anterior? No hablo de materias tecnológicas o novedosas. Hablo de materias sociales básicas a las que hoy ya no se les da casi ninguna importancia. ¿Cuál es el motivo de que se esté hablando de relegar Matemáticas de la enseñanza? ¿No queremos que la sociedad aprenda Matemáticas, sepa diferenciar de números y sus posibilidades? 


¿Cómo deben ser hoy los líderes de los equipos de trabajo?


Todos los equipos de trabajo que funcionen bien y estén adaptados a los nuevos tiempos son sistemas complejos en los que son muchas las variables y las influencias que hay entre estas variables, por lo que se convierten en procesos de gestión que deben mimarse, dotarlos de formación continua y espacios de análisis interno que sean eficaces. Saber elegir la persona que lidere estas funciones es fundamental para lograr éxito en los objetivos.

Cuando hacemos referencia al liderazgo de un Grupo de Trabajo, debemos tener en cuenta que esta es una forma de ejercer un tipo de poder sobre personas y a su vez sobre la producción y la calidad, pero que son varios los mecanismos a través de los cuales este poder puede ser ejercido bien o mal. 

Depende de la persona a la que se asigna esta función, del cometido y objetivos de la misma, del tipo del Grupo de Trabajo y de su tamaño e incluso de la personalidad de las personas que conforman los puestos importantes del Grupo, de los objetivos asignados y de las variables no deseadas que siempre existen. Incluso de las verdades que se le transmiten a esta persona y las zonas oscuras que se quedan almacenadas en un cajón.

Los directivos de las empresas saben que uno de los mayores retos es acertar con la selección de la persona o persona que ejerzan la Dirección de los Grupos de Trabajo. Pueden ser perfiles de carácter psicológico, sociales, técnicos, muy legales, etc. y eso depende de los objetivos, del momento de la selección, de lo que se pretenda lograr con esa selección de personas para un puesto tan concreto e importante en el organigrama de la empresa.

No es lo mismo crear este departamento para una empresa en proceso de expansión, que hacerlo para una empresa en crisis económica. Por poner dos ejemplos extremos. 

El perfil profesional de la persona elegida debe ser totalmente distinto. Y el tamaño del poder que se le entrega también, pues los objetivos finales que se espera de su trabajo es muy diferenteo. E incluso hay que aceptar que en algunos casos con los objetivos está indicado el punto y final de su relación profesional con la empresa. Lo sepa o no lo sepa la persona elegida. 

Son puestos de alta tensión, de elevado precio, de perfiles muy elegidos y preparados, con una experiencia alta en estos asuntos nada sencillos, y que normalmente se dan cuenta ellos mismos de los motivos para los que han sido contratados, se les diga lo que se les diga. por lo que comenzar con engaños no siempre funciona bien o mejor dicho, al contrario, son el primer detalle de una relación laboral y profesional que comienza con rotos.


¿Quieres mejorar tu salud de una forma sencilla y gratis? - Do you want to improve your health in a simple and free way?


Sabemos que el sedentarismo es muy malo para nuestra salud, sabemos que hay que caminar mucho más sobre todo si tu tipo de vida laboral es sedentaria. Pero creemos que todavía no es el momento de ponernos a caminar como si esto fuera un sacrificio, casi un castigo. Caminar es un lujo para todos nosotros, pero hay que saber elegir el lugar y la forma.

Caminar es una necesidad que podemos hacer de forma casi gratuita. Solo necesitamos ganas y un poco de tiempo, tal vez llevar ropa cómoda y unas zapatillas bien elegidas. Entre media hora y una hora al día caminando de forma alegre, más rápido de los 5 km hora pero sin tener que pasarse. Depende de las edades. A partir de este nivel de ejercicio tan básico empezaremos a notar más energía, flexibilidad, mejor nivel orgánico y muscular y bajarán nuestra glucosa, mejorando nuestra capacidad pulmonar y cardiovascular. Solo andando algo más rápido de lo normal, durante media hora al menos todos los días.

Además nos sentiremos emocionalmente mejor, tendremos algo más de capacidad para dominar el estrés, moveremos la circulación sanguínea y los fluidos del interior del cuerpo, incluso seremos capaces de acudir al wc con más normalidad. ¿Y es posible tanto con tan poco esfuerzo? Pues si, y además el cuerpo te irá pidiendo más poco a poco sin esfuerzo.

Respiraremos mejor, sobre todo si no somos fumadores, tendremos mas fuerza en los brazos pues al mover estos para caminar se logran poner en su tono de trabajo. Si además aprendemos a realizar antes de salir y al llegar unos ejercicios de calentamiento en el inicio y de estiramientos al finalizar, habremos logrado un proceso muy básico de gimnasia sin ser gimnasia, gratuita y muy válida. Y que te ayudará a controlar el peso y a mejorar tu estado de salud.

Busca un lugar al aire libre pues es mejor caminar debajo de verdes o envuelto en zonas naturales si eso es posible. Parques, calles sin tráfico, playas, orillas de un río, exteriores de tu localidad, etc. Y si te aburre andar media hora ponte música con unos cascos y relájate. Pero te digo más, si tienes duda de su eficacia, si lo quieres hacer muy bien, consulta con un profesional que te dará unas pautas personalizadas.

¿Qué hora es la mejor para estos ejercicios tan simples como caminar alrededor de tu casa o de tu trabajo, o cuando vuelves a casa? Pues bien por la mañana antes de la ducha o tras el desayuno o cuando te diriges a tu puesto de trabajo. O bien por la tarde antes o después de cenar, cuando ya el día se quiere acabar y toca reflexionar un poco.

----------

We know that being sedentary is very bad for our health, we know that you have to walk much more especially if your type of work life is sedentary. But we believe that it is not yet the time to start walking as if this were a sacrifice, almost a punishment. Walking is a luxury for all of us, but you have to know how to choose the place and the way.

Walking is a necessity that we can do almost for free. We just need the will and a little time, maybe wear comfortable clothes and well-chosen sneakers. Between half an hour and an hour a day walking happily, faster than 5 km per hour but without having to go overboard. It depends on the ages. From this basic level of exercise, we will begin to notice more energy, flexibility, a better organic and muscular level and our glucose will lower, improving our lung and cardiovascular capacity. Just walking a little faster than normal, for half an hour at least every day.

In addition, we will feel better emotionally, we will have a greater capacity to control stress, we will move the blood circulation and the fluids inside the body, we will even be able to go to the toilet more normally. And is so much possible with so little effort? Well, yes, and also the body will ask you for more little by little without effort.

We will breathe better, especially if we are not smokers, we will have more strength in the arms because when moving these to walk they are able to put in their working tone. If we also learn to perform before leaving and when we get some warm-up exercises at the beginning and stretching exercises at the end, we will have achieved a very basic gymnastics process being free and very valid. And that will help you control your weight and improve your health.

Find a place outdoors as it is better to walk under greens or surrounded by natural areas if that is possible. Parks, streets without traffic, beaches, banks of a river, outside of your town, etc. And if walking for half an hour bores you, put on music with headphones and relax. But I tell you more, if you have doubts about its effectiveness, if you want to do it very well, consult a professional who will give you personalized guidelines.

What time is the best for these simple exercises like walking around your house or work, or when you come home? Well in the morning before showering or after breakfast or when you go to your workplace. Either in the afternoon before or after dinner, when the day is ending and it is time to reflect a little.

Perder la paciencia es perder la batalla. Así que no la pierdas nunca

 

Esta frase, pillada en un bar zaragozano se atribuye a Mohandas Karamchand Gandhi (Mahatma Gandhi) y sin seguridad de ello es sin duda un inicio de planteamiento básico para enfrentarse a las guerras diarias que todos tenemos.

"Perder la paciencia, es perder la batalla"

No debemos perder la paciencia pues con ella perdemos muchas de las posibilidades de resolver el problema, de escuchar al de enfrente, de intercambiar soluciones, de gestionar el problema para resolverlo.

Por que ante los problemas no se trata de intentar ganar, sino de intentar resolverlos para que no existan. Ganar está muy bien, pero ante el peligro de perder es mucho más efectivo intentar resolver.

Gestionar las emociones de cada uno, equilibrando nuestras posturas para no rendirnos pero para no dar por hecho que la única salida es derrotar, saber dominar los cabreos, las irritaciones excesivas, planificando las peleas desde el sentido común y ser protagonista de tus propias soluciones para defenderlas desde el sentido común y desde el trabajo activo y sereno.

Vive con más calma, convencido de que todos tenemos muchas batallas encima, pero que perder la paciencia y convertirlas en guerras no es la mejor decisión para resolverlas paratu beneficio o para tu normalidad.

¿Qué es y cómo debemos delegar ciertos trabajos?


Saber delegar es básico para ser eficiente y un buen directivo. Pero debemos asumir que no es fácil, que hay que aprender a delegar y que algunas personas por su personalidad NO SIRVEN para delegar, lo que nos indica que tampoco sirven para ser directivos. Delegar no es desentenderse de una función, es un proceso en el que se entrega o delega una función o gestión, pero a su vez se sigue teniendo la responsabilidad y autoridad sobre el acto y sus consecuencias posteriores.

Y además delegar es dejar que la persona que tenga que realizar la tarea (aunque sea tu responsabilidad) la haga con parte de sus propios criterios. 

Delegar es entregar para que un trabajo sea compartido, y además de la tarea, en ese proceso hay que entregar una cierta libertad de acción. El talante de quien delega es fundamental pues hay que dejar la gestión en manos de otra persona y NUNCA LA REALIZARÁ exactamente como lo haríamos nosotros.

Delegar es sobre todo explicar muy bien, es comunicación y confianza, es saber elegir los componentes de tu equipo, es saber motivar a quien le encargas la tarea bajo tu responsabilidad final, es dejar en manos de un colaborador las tareas que te ofrecerán a tí un tiempo libre para utilizarlo en más tareas diferentes.

No todo se puede delegar, por ejemplo es ilógico y un claro error delegar decisiones sobre objetivos, sobre otras personas a título individual, sobre equipos de trabajo y su organización, sobre responsabilidades, sobre la capacidad de motivar o de premiar y reprender, y sobre contactos finales con proveedores internos o externos.

Delegar es MUY positivo, pero a la vez es aceptar que sigue siendo de tu responsabilidad los resultados finales. Nunca se delegan las responsabilidades ni para bien ni para mal. Y eso hay que aceptarlo por todas las partes.l

11 ideas que nos llevan a la ansiedad y depresión y no sabemos evitarlas


Publicadas hace 40 años por el psicólogo clínico Carlos Mateo, salen otra vez como recordatorio las 11 ideas básicas e irracionales que nos pueden atormentar la vida y muchas de ellas no sabemos evitarlas.

Repito por si no ha quedado claro. Son 11 ideas FALSAS, IRRACIONALES, que las tenemos muy metidas en nuestros comportamientos pero que no siempre son reales. A veces son ciertas, a veces no sirven para nada. Por eso no deben ser el “mantra” que nos tomemos como meta para alcanzar el ser felices.

Se puede ser feliz sin tener ninguna y al contrario, se puede ser muy infeliz teniéndolas todas. Pero creérselas conduce sin duda a la ansiedad, a la depresión, a la enfermedad.
--------------------

1. Todos los seres humanos necesitamos ser amados, respetados y aprobados por cualquier persona significativa de nuestro entorno (familia, trabajo, barrio...) para sentirnos bien. FALSO, no siempre nos tienen que aprobar

2. Para considerarnos válidos como personas debemos ser competentes y capaces de lograr cualquier cosa en todos los aspectos posibles de la vida. FALSO, no siempre tenemos que ser excelentes y muy capaces, depende de muchos otros factores

3. Ciertas personas como somos malas, viles y malvadas, y deben ser severamente culpabilizadas y castigadas por ello. FALSO, nadie es malo ni bueno en su globalidad ni por eso vamos a obtener un resultado u otro

4. Es terrible y tremendo para nuestras vidas que las cosas y las personas no sean como a nosotros nos gustarían que fueran. FALSO, no exijamos nada excesivo a los demás

5. La desgracia humana es atribuible a causas externas a nosotros mismos, y por tanto apenas podemos hacer nada para controlar nuestras penas y perturbaciones, pues no depende de nosotros. FALSO, nosotros somos muy importantes en nuestro futuro

6. Si algo puede ir mal o ser peligroso, se cumplirán los malos pronósticos. Hemos de preocuparnos terriblemente por ello y permanecer en constante estado de alerta ante la posibilidad de que tal cosa ocurra. FALSO, a veces las cosas salen maravillosamente bien

7. Es más fácil evitar las responsabilidades y dificultades de la vida que afrontarlas. FALSO, eso es de incapaces

8. Siempre necesitamos a alguien fuerte en nuestro entorno, en quien poder confiar y de quien poder depender. Creemos que “ese alguien” no podemos ser nosotros mismos. FALSO, el más fuerte y cercano somos nosotros

9. La historia personal de cada uno es determinante en nuestra conducta actual, y cualquier cosa que nos haya conmocionado en algún momento de nuestra vida nos seguirá afectando indefinidamente. FALSO, todo es modificable, todo puede depender de nosotros

10. Debemos sentirnos tremendamente preocupados por los problemas y perturbaciones de los demás. FALSO, vive tu vida y trabájatela

11. Siempre existe una solución perfecta para los problemas de las personas, y si no somos capaces de encontrarla, inevitablemente nos sobrevendrá la catástrofe. FALSO, no existe una solución perfecto, sino soluciones personalizados hacia los problemas y nuestros modos

Mayores de 50 años en el desempleo. Hay que actualizarse


En estos tiempos de Crisis todo se nos mueve algo o incluso mucho. El desempleo ha crecido, pero además se ha movido de edad y en estos momentos los mayores de 50 años son un colectivo débil y con problemas de empleo si lo pierden. Los ERTEs han venido incluso para ayudar a que los más mayores de las plantillas sufran el desasosiego para la vuelta al trabajo en unas condiciones dignas.

Y en muchos casos tocará buscar un nuevo empleo, para el que no siempre se está bien formado. Hoy es imprescindible saber al menos lo básico de informática aunque sea para puestos de trabajo con poco nivel de exigencia, pues se necesita demostrar que eres tan bueno como los que te acompañan en tu proceso de selección de personal.

Pero además debes saber manejar un correo electrónico, hacer reuniones virtuales por Zoom o programas similares, manejar de forma básica programas de ofimática o de bases de datos, etc. Asuntos que previsiblemente en muchas personas mayores de 50 años nunca han tenido que utilizar. Así que toca aprender.

Tenemos que pedir ayuda a familiares cercanos, a los amigos o buscar cursos en la Oficina de Empleo o en tu ayuntamiento. Lo lógico sería que practicaras en tu casa, algo que no siempre es posible por problemas económicos, pues también es básico conocer internet y sus usos y posibilidades. Hay que crear alrededor de nuestra formación una actualización básica que debemos buscar entre las posibilidades que tengamos. 

Rendirse es lo último, hay opciones para salir de esta, aunque nos parezca casi imposible. 

Mi consejo es que si no estás ducho en defenderte ante las nuevas tecnologías te pongas con urgencia a buscar ayuda. Y si eres ahora un lector de esta entrada del blog y dominas todo esto, piensa en que es posible que cerca tuyo tengas a personas a las que haya que ayudar.

Como también lo es el que si nunca ha tocado de cerca algo que se parezca a una empresa, a un comercio, a un servicio al público NO te metas en inversiones de autoempleo. No es fácil, aunque sin duda es una buena salida pero siempre que tengas los conocimientos necesarios. 

Lamerse las heridas no sirve de nada, hay que replantearse el futuro si se termina desempleado, y eso pasa por una actualización de empleos y formaciones. No es sencillo, y tienen que ayudarte desde la familia más cercana. Pero sobre todo no caigas ni en el desánimo ni en la seguridad de que NO merece el esfuerzo. Hay que intentarlo con todas las fuerzas, no decaer nunca y seguir peleando. 


Lo peor de todo no es retroceder, sino abandonar


El cartel con su frase muy conocida sigue teniendo toda la actualidad posible e incluso imposible. No importa la lentitud con la que avanzas, siempre y cuando no te detengas. Nos han acostumbrado a obtener réditos rápidos, a marcarnos objetivos a corto plazo y si no se logran en esos tiempos entonces desistir. Pero no se nos explica (casi) que lo importante es avanzar pues nos acerca al objetivo, a la meta. 

Incluso cabe la posibilidad de que tengas que retroceder en algún momento, lo cual es moverse aunque sea hacia atrás. Pero retroceder puede suponer intentar volver a una situación en donde haya otros caminos que no hemos tomado hasta ese momento. 

Lo peor de todo no es retroceder, sino abandonar. Rendirse si es para iniciar otro proyecto tampoco es tan negativo como nos imaginamos, pues si comienzas otro asunto, en realidad no te estás rindiendo, sino cambiando de objetivos.

El olfato en los niños preescolares, como aprendizaje con los padres


Los niños también aprenden oliendo, uno más de los sentidos que todos utilizamos para diferenciar elementos vitales. Huelen a su madre, a su familia y la diferencias claramente por el olor, el tacto, el sonido. También huelen a sus abuelos y a su padre o hermanos. Los ven, pero además saben diferenciarlos por el olor. El olor tranquiliza, da seguridad. 

Cuando hay un objeto nuevo su propia curiosidad les lleva a olerlo, también a intentar probarlo, pero no se olvidan de recibir su olor para catalogarlo en su incipiente memoria.

Y en ese archivo van diferenciando olores positivos y olores negativos. Olores como el pan, algunas frutas, la cocina, el vino o la leche. Unos son olores agradables y otros son olores fuertes y que ya de entrada considera que hay que rechazarlos. Huelen a humo, a perfumes y lociones, a campo, a flores, a verduras cocidas, a café o a vinagre. Todo lo van absorbiendo como elementos que sirven para reconocer el mundo en donde viven. 

Hay olores de seguridad como el de la familia, el del hogar. Y olores desagradables como a veces el del coche, el del médico, el del jarabe. Y con todos ellos y las experiencias que van tomando de cada olor se configuran su propio mundo. No es el sentido del olfato el más importante, sin duda, pero también afecta en sus aprendizajes. 

A partir de los 3 a 4 años ya se puede jugar con ellos a descubrir olores, a reconocerlos y nombrar el producto sin tocarlo, en ejercicios a modo de juego que sirven para practicar y diferenciar elementos comunes. 

¿Para qué podría servir la filosofía hoy mismo?


"Ahora vivimos la crisis de la modernidad, de la incapacidad para construir una sociedad de ciudadanos. Somos infantiles y hemos delegado la vida comunitaria en nuestros políticos. Debemos lograr que la razón guíe nuestra conducta para no vivir de forma autómata, gregaria, y sí hacerlo de manera virtuosa, siguiendo el modelo socrático de justicia, equilibrio, moderación y templanza. La filosofía es una buena herramienta para crear ciudadanos que no se dejen llevar
"
Eduardo Infante.

El profesor asturiano de filosofía Eduardo Infante, en muy pocas líneas nos dice algunas apreciaciones que deberíamos conservar. Desde mi punto de vista el comportamiento cada vez más infantil de todos nosotros, aunque nunca lo admitiremos, es un gran error que nos lleva poco a poco al desastre. 

No es casualidad, es una provocación con causa. Interesa que seamos adultos a la hora de producir y consumir y niños a la hora de pensar y exigir. Y ese proceso hay que hacerlo sin que se note para que sea masticado mucho mejor y sin que sospechemos los ciudadanos. El método es muy simple. Debemos estar convencidos de que somos libres para hacer lo que nos plazca, pero en realidad debemos estar controlados para que nada se escape del control.

Y para ello nada más sencillo que ofrecernos la vida casi masticada, fácil, cómoda, como hacen algunos padres protectores con sus hijos. No los odian, pero la superprotección los convierte en medio inútiles a largo plazo.

Tenemos que ser autónomos y con nuestras propias razones de vida. No es lo más sencillo, pero es lo que nos hará felices si logramos llegar a las metas que nosotros mismos nos proponemos, aunque sea difícil alcanzarlas. Y para eso debemos saber filtrar muy bien la información que nos mandan desde "el exterior". Incluida la mía.

La esperanza es lo que no debemos perder nunca


En estos tiempos de pandemia, la superación personal es imprescindible. Para ello es fundamental que nos sintamos arropados por el resto de personas, que no nos sintamos solos ante los problemas que aunque sean de muchos siempre son también nuestros, que incluso nos animemos los unos a los otros para poder superar con optimismo lo que realmente es un serio problema.

Esta frase está pegada en la puerta de un establecimiento de hostelería que ha tenido que cerrar por la pandemia, junto a esta nota hay decenas de ellas animando a los dueños a superar estos tiempos. Son notas de los clientes que se encuentran local cerrado y que quieren demostrar la valía del servicio que daban y sobretodo transmitir la esperanza de que los tiempos volverán a ser como antes.

Aunque la solución pasaría porque la pandemia desapareciera o porque hubiera fórmulas para poder abrir los locales de hostelería, la realidad es que mientras eso no suceda, saber que hay gente que te estima y que cree que tu servicio es importante anima a pensar ligeramente en positivo, y a mantener la esperanza de que tendrás que volver abrir con el esfuerzo que ello conlleve.

Todos nos tenemos que animar en tiempos de desesperanza, en tiempos de problemas, en tiempos duros. Es la única manera que tenemos como seres humanos de pensar que merece la pena seguir peleando, seguir luchando por lo que entendemos como positivo.









Un clásico ejemplo de superación natural en Zaragoza


Este es un clásico ejemplo de superación natural, de querer seguir vivo y lograrlo sin ayuda, solo con tu propio esfuerzo. Este árbol que goza de muy buena salud se encuentra en el barrio del ACTUR en Zaragoza, una zona muy poblada y moderna de las nuevas de esta gran ciudad. Hace un par de décadas este árbol se crujió por efectos naturales, creo que por el viento de una mala tarde…, y tuvo que ser cortado por donde podemos observar en la imagen para evitar peligros a los transeúntes. Pero no se retiró el tocón, se dejó allí como en muchos otros casos. El tocón quedó unido a sus raíces, a su tierra.

Poco a poco lo que quedaba de este árbol talado fue cogiendo fuerzas, creó chitos nuevos que fueron creciendo alrededor de lo que quedaba del tronco, rodeando el tocón hasta superarlo. Y algunos de estos brotes se hicieron fuertes, no fueron destruidos por nadie y hoy, unos "muchos" años después es un árbol nuevo de unos 4 metros de altura sin que casi nadie sepa de sus esfuerzos por seguir vivo.

Nos pueden cortar casi del todo, pero si queremos seguir vivos tenemos que sacar fuerzas del interior, en este caso de la tierra, de las raíces, pues todavía queda fuerza para seguir demostrando que sí, que se puede levantar el vuelo y alzarse contra los problemas, las tempestades. Somos mucho más fuertes de lo que nos creemos, y casi siempre dependemos de nosotros mismos.

¿Cómo somos capaces de aprender lo que observamos, leemos, tocamos, hablamos?


Sin ser cifras totalmente admitidas por todos los técnicos educadores, psiquiatras o sociólogos que analizan aprendizajes sabemos que se aprende por muy diversos efectos en nuestro cerebro de lo que intentamos aprender. El comportamiento humano y nuestras actividades educativas incluso aunque no las consideremos de ese modo, actúan sobre nuestro cerebro de diferente forma para retener conocimientos. Veamos cuánto somos capaces de aprender con cada herramienta.

Aprendemos entre un 85% y un 95% de lo que somos capaces de enseñar a otras personas. Como es lógico si enseñamos es que ya lo tenemos aprendido, pero en ese ejercicio se sigue aprendiendo.

Retenemos entre un 70% y un 80% de las experiencias que probamos nosotros mismos.

Sumamos a nuestro conocimiento sobre el 60% y el 75% de lo nuevo que aprendemos en discusiones con otras personas si son de forma pausada y suave.

De lo que escuchamos y vemos nos quedamos con un 40% y de lo que solo vemos con un 30%. En cambio si solo lo escuchamos nos podemos mover entre el 15% y el 20%. ¿Y de lo que leemos? Pues muy poco la verdad, nos movemos entre el 10% y el 15% de aquello que simplemente leemos

Así que debemos leer, pero sobre todo ver y tocar, explicar o explicarnos, volver a tocar y para retener, escribir con la idea de podérselo enseñar a otras personas. Todos estos datos cambian entre personas pues la memoria no siempre es igual, actúa de diferente manera entre personas sin olvidarnos de que la memoria fotográfica es muy variable.

Kaizen. Mejora Continua o Cambio Beneficioso


Hemos oído hablar muchas veces de la "Mejora Continua" y pensamos que es algo reglado, que tiene que ver con hacer cursos sin parar, con aprender de tu oficio las nuevas tecnologías, etc. Pues no, es mucho más, es distinto, es otro concepto que nos tiene que hacer crecer en conocimientos pero también en formas de vida, en calidad de sensaciones vitales. 

¿Para qué queremos aprender más, si eso no se traduce en vivir algo mejor?

La Mejora Continua viene del japonés Kaizen, que significaría Cambio Beneficioso. Hay que mejorar par que sea beneficioso para todo y todos, pero lo primero para nosotros mismos.

La Mejora Continua se crea o nace en el mundo industrial occidental hace unas décadas para mejorar la productividad, pero en realidad llevaba en zonas orientales de nuestro planeta siglos funcionando como un proceso de mejora personal, casi filosófico de sentimiento de mejora continua de uno mismo, pero no solo en lo productivo, sino en su concepto de persona.

El concepto es muy claro: TODOS LOS DÍAS HAY QUE DAR PEQUEÑOS PASOS HACIA NUESTRO OBJETIVO.

No se trata de alcanzar todo de golpe, nunca por ese llamado falsamente "Golpe de Suerte" sino de ir avanzando, aprendiendo, dando pasos cortos pero sosegados y meditados, planificados y asumidos. Nuestra energía es tan simple como saber dar cada día pequeños pasos y buscar la forma de no pararnos. NO de alcanzar los objetivos en el corto plazo, sino de avanzar hacia el objetivo sin pausa.

Para ello, para cualquier objetivo que deseemos alcanzar vamos a ver qué primeros pasos hay que dar.

1/ Definir y diseñar claramente y de forma que comprendamos con claridad qué objetivo deseamos alcanzar.

2/ Analizar el asunto, ver sus posibilidades, aprender los objetivos.

3/ Diseñar un Plan de Trabajo que aúne las acciones Macro y Micro, las grandes que afectan a varias personas y las pequeñas que solo nos afectan a nosotros.

4/ Empezar a andar, ponernos a caminar y a ir aprendiendo poco a poco lo que todavía no conocemos.

Veamos algunos ejemplos.: 1/ Aprender a cocinar como ejemplo muy sencillo de mejora. 2/ Ver qué alternativas tenemos para aprender, definir hasta qué grado de conocimiento queremos tener, y para qué lo deseamos. 3/ Nos ponemos un marco mental de seis meses de acción y nos ponemos a diseñar para ese tiempo qué debemos ir aprendiendo cada día, donde, a costa de qué esfuerzo, con ayuda de quien, a que coste, como mediremos los avances, que meta nos queremos poner. 4/ Vamos a empezar a diseñar de qué tiempo disponemos cada día, y a empezara a escribir nuestro Plan de Acción en unas hojas. Indicaremos por escrito a qué nos comprometemos y cual va a ser nuestro desarrollo de esa Mejora Continua.

He puesto un ejemplo fácil con aprender a cocinar, pero podría ser cambiar de trabajo, buscar nuevas amistades, aprender a conducir, intentar ser más amable, ascender en tu trabajo, comprarte un piso, crear una empresa propia, etc.

Qué hacer con el ahorro. La Teoría de los Tres Cajones


Para aquellas personas que tengan ahorros y estos sean algo altos les va surgiendo en estos tiempos económicos la duda de qué hacer con los ahorros al menos para que no pierdan valor por el IPC, si es posible para tener también algo de rentabilidad y sobre todo para diversificar los riesgos. Hace pocos años muchas familias tenían lo que se llamaba Dinero a Plazo Fijo, pero esos productos financieros han desaparecido y hoy ya sin ninguna rentabilidad se han visto superados por otros sistemas de ahorro. Y aquí surge la Teoría de los Tres Cajones o incluso la de los Cuatro Cubos que es en algunos puntos algo similar. pero me voy a centrar en la primera. La Teoría de los Tres Cajones.

Imagínate tres cajones o tres cubos en donde vas a distribuir tus dineros, todos tus ahorros actuales. Estamos hablando de un proceso de imaginación, y luego ya iremos viendo de qué manera somos capaces de distribuir bien las cantidades. Y sin duda depende mucho de tu propia capacidad de riesgo y de tus decisiones. 

NUNCA debes hacer nada de lo que no estés muy seguro. Son tus ahorros y los de tu familia.

Vayamos a ver en qué consisten esta Teoría de los Tres Cajones.

CAJÓN 1.: En esta cajón debes dejar los gastos fijos que vas a tener entre 6 y 8 meses de tu vida próxima. Alimentación, alquileres, gastos fijos, impuestos, vestidos, colegios, cultura, etc. La cantidad que te has gastado normalmente en tus 6 ú 8 meses anteriores. Yo prefiero utilizar solo los 6 meses, pues si te estás planteando este tema es porque tienen algo de capacidad de ahorro todos los meses. Recuerda que en España se ahorra menos que en otros países, que estamos sobre el 6%.

CAJÓN 2.: En esta cajón segundo vas a dejar la cantidad que estimes oportuna para hacer Gastos Extra y de Vicio. Un problema de salud, un crucero, una reforma de una habitación, unos muebles, una boda, un viaje, un ordenador, un coche, etc. No hay cantidad fija, depende de lo que tú creas que vas a necesitar en el próximo año o en los dos próximos años. Pero valora también si esta cajón va a ir subiendo o bajando si con los ingresos mensuales subirá o bajará el CAJÓN 1.

CAJÓN 3.: Todo el resto que queda de tus ahorros si es que queda algo, va a este CAJÓN 3.

Sin duda el CAJÓN 3 es para tu jubilación o para gastos extra que nunca sabes si te van a poder llegar. Es pues una cantidad que no necesita estar "a la vista" y que puede estar en muy diversos productos. Hay quien compra pisos, un apartamento, locales, garajes, oro, invierte en Bolsa, en Fondos de Pensiones, en Renta Fija o Variable. 

Son cantidades que no puedes tocar en el mismo día, pero que en algunos casos puedes convertir en liquides en una semana o menos y en otras ocasiones puedes convertir en dinero en un periodo de tiempo intermedio. Pero es una cantidad que debe rentarte algo de beneficio, no debe estar quieto en una cuenta de ahorros, pues allí se va muriendo poco a poco según va subiendo el IPC. 

El CAJÓN 2 puede tener una cantidad muy variable pues depende de cada momento de la vida. Un coche se cambia cada cinco a diez años. Debes valorar en qué punto está. Incluso debes valorar cuánto quieres pagar de tus ahorros y cuánto financiar algo que puede parecer de entrada absurdo. Y además debes valorar cuanto eres capaz de ir ahorrando cada mes desde tus ingresos menos tus gastos. 

El CAJÓN 1 puede subir y bajar pues a él le van llegando los ingresos menos los gastos. Y eso supone revisar para saber si desde el CAJÓN 1 hay que pasar a otros cajones o al revés. 

¿Y qué hago con todo lo que podría quedarme en el CAJÓN 3? Aquí sin duda entran las inversiones. Pueden ser de muy variado tipo. Desde comprar en Bolsa a participar en la empresa de un conocido, desde comprar Fondos de Inversión que los hay muy conservadores o muy arriesgados a comprar bienes inmuebles. Podrían venirte gastos imprevistos y por ello esta cantidad también debe estar troceada al menos en dos tipos de inversiones distintas. 

A partir de 10.000 euros de este CAJÓN 3 hay que plantearse que algo debes hacer, que no tiene sentido ir perdiendo valor por no hacer nada. Es tu decisión, pero la realidad nos dice que con una inflación del 2,5% tus 100 euros del año 1, se quedan en 79,6 euros en el año 10.  


Juegos de madera para simular mercados y cocinas, para niños


Los niños siempre aprenden con el juego, es una de las actividades más educativas que existen. Por ello si sabemos elegir bien los juegos durante sus aprendizajes, estaremos entreteniéndolos y a la vez las estaremos abriendo nuevas formas educativas, de conocimiento del medio en el que viven, de interactuar con su entorno y con las personas. Asumido esto, se han ido abriendo un buen número de posibilidades en nuevos juegos donde el niño y niña son los protagonistas. 

Construidos en madera hay numerosos nuevos juegos que ya no son solo de construcción, de montaje, sino que se abren a nuevas ideas y relaciones. Hay productos de madera que simulan alimentos, y que sirven tanto para jugar a ir al mercadillo a comprar o a vender, como a aprender a cocinar como sus papás, con juguetes que se dejan cortar (despegar) y que se van convirtiendo en productos listos para servir en platos.

Nuevos juegos que posibilitan nuevas formas de conocimiento de los medios habituales en los adultos, en productos naturales y seguros, y esto hay que remarcarlo mucho. Cuidado con las pinturas decorativas de estos juegos y sobre todo con el tamaño de algunas piezas móviles para niños pequeños. Cada vez hay más seguridad y eso siempre es garantía.

Frases de ánimo. Pero falta el trabajo que solo puedes hacer tú

Entrena tu vida. Haz con ella lo que quieras hacer. Exígete más y gana tu futuro a la desidia. Solo depende de ti. Sigue tu pasión.

Suenas a frases hechas, pero son realidades. Otra cosa es que no las queramos ver así pues todas ellas requieren un esfuerzo por nuestra parte, no son simples frases que sirvan por sí solas, hay que aceptarlas y trabajar duro para alcanzar sus objetivos. Las frases son sirven para nada sin nuestro cambio.

Lee las frases de este cartel, todas no te encajan pero alguna si. Elige la que quieras hacer tuya y ponla en funcionamiento. Nadie la pondrá por ti, tendrás que ser tú. 

Mira la última "La perspectiva es todo". Busca otra "Sigue tu pasión". "Genera cambios, no excusas". "No necesitas suerte, necesitas moverte". "Equivócate mucho". 

Nos dicen incluso que soñemos, que es bueno soñar, que en nuestras ideas están nuestras posibilidades. Descúbrete y hazte caso. O al menos cree en ti.

Pero insisto, cada una de ella no sirve de nada si no las acompañas de un sincero cambio y mucho trabajo para hacer posible ese cambio.