Hablemos más de los fracasos. Para aprender

Hablamos mucho de los éxitos de las personas, de sus logros y de sus metas alcanzadas, pero no hablamos casi nada de sus fracasos, cuando de ellos se puede aprender tanto como de sus logros. Esto depende mucho del tipo de sociedad en la que nos educamos. 

En España el fracaso es simplemente fracaso, en otros países el fracaso es un periodo que debemos analizar para ver si sirve para hundirse o para levantarse de nuevo. Y sobre todo un conjunto de motivos y decisiones que nos sirven para aprender.

Un ejemplo que a veces nos ponemos para estudiar es el de Ernest Shackleton que logró convertir el fracaso en una hazaña de supervivencia. Me lo ha recordado @verdesenred desde Twitter y creo que es interesante conocerlo algo más, pues de todos se aprenden aunque haya pasado ya un siglo.

En el agosto de 1914 el bergantín ‘Endurance’, con los 28 miembros de la expedición Imperial Trans-Antártica, parte de Londres bajo el mando de Frank Worsley

Ernest Shackleton se queda en Inglaterra recaudando fondos y se une a su tripulación en Buenos Aires. con el objetivo de cruzar la Antártida.

El 19 de agosto de 1915, un año después de partir, el barco queda aprisionado por el hielo de la Antártida y los tripulantes intentan huir de aquella muerte segura. Shackleton supo liderar a su tripulación y lograr que todos regresaran con vida tras 21 meses de sobrevivir atrapados, primero entre los hielos dentro del barco y después en la isla Elefante.

Primero se comieron a los perros que llevaban para los trineos y a su vez empezaron a cazar focas para comer. Supo mantener el liderazgo del grupo y formar un equipo con una meta muy clara. Había que sobrevivir y había que lograr que sobrevivieran todos. ¿Y sus ideas de liderazgo?



La esperanza es lo último que hay que perder.

La constancia es lo único que nos puede llevar al triunfo, a llegar a nuestra meta.

Hay que ser responsable, inteligente, equitativo, accesible, competente y saber mandar.

Hay que potenciar el trabajo en equipo, y el liderazgo debe ser compartido.

Hay que marcar una meta y trabajar por ella sin cansancio.

Hay que trabajar en positivo, con buen humor y sabiendo transmitir a su equipo ese positivismo.

Hay que sacrificarse y dar ejemplo, pues el equipo debe ver lo que se realiza por parte de todos.

Hay que saber gestionar los conflictos diversificando los problemas, troceándolos en conflictos más pequeños y llegar acuerdos entre los más posibles.

Siempre hay que hablar de alcanzar la meta y de sus perspectivas hacia un futuro mejor desde la realidad pero desde la motivación.



Ferran Adrià y su apuesta por la formación

Es dejo una frase pronunciada por el cocinero y estudioso de la innovación Ferran Adrià. Se refiera directamente al mundo de la hostelería, pero sabe y sabemos que esta frases sirve para muchos negocios. 

Nos falta preparación empresarial en innovación, en emprendimiento, en saber vender, en aprender a crear nuevos caminos sostenibles y capaces de ofrecer beneficios que no siempre tienen que ser dinero.

“Es un drama: el 50% de las Pymes cierran antes de los cinco años desde su inauguración. Hay que formarse para llevar un negocio. En el mundo de la restauración los problemas son siempre los mismos, aunque los ceros cambien. Esto no entiende de clases. Y la innovación pasa, sin duda, por gestionar bien”.

Ferran Adrià.


Cuidado con el éxito, no te vaya a llegar y no seas la persona adecuada

Todo el mundo busca el éxito, incluso algunos dicen haberlo encontrado, pero muy pocos saben realmente qué es el éxito, y se equivocan en su búsqueda. Ni es fácil encontrarlo, ni es sencillo cogerlo, ni es resulta acertado atraparlo del todo. Cuidado con el éxito, pues como muy bien dice el imaginario popular: "También se puede morir de éxito".

De entrada no hay un éxito, sino miles de éxitos distintos y que además son para cada persona algo totalmente diferente.  Cada personalidad desea alcanzar una "felicidad" que a veces llamamos éxito, pero que son cosas diferentes. Se puede tener éxito y ser un infeliz. E incluso un imbécil.

Las últimas palabras de la imagen superior dicen una realidad contundente. Cada éxito necesita una persona adecuada. Y para poseerlo tienen que convertirte en esa persona adecuada. Y a veces convertirse en otra persona no supone la felicidad aunque sí suponga el éxito.

Tener el conocimiento adecuada no te garantiza el éxito, para tenerlo y atraparlo debes ser además una persona de un carácter muy determinado, que varía según el tipo de éxito al que te propones. 

El conocimiento en sí mismo no garantiza nada. Un tímido puede ser un excelente vendedor de ideas, pero nunca logrará el éxito por ser tímido y no saberse vender. Lo superará claramente un tipo lanzado que no tenga los mismos conocimientos que el primero.

No desees sin más el éxito, no te vaya a llegar y luego no te guste, pues el éxito siempre deja huellas, siempre dejar marcas en la vida. 


La Educación Pública tiene la batalla perdida en Madrid

Hoy publica este mapa de Madrid el diario El País, donde podemos ver el número de Centros Educativos de Secundaria que existen en la capital de España. Los jóvenes madrileños no tienen nada sencillo poder elegir una Centro Público de Secundaria para poder realizar sus estudios, como podemos ver en los datos.

Cuando nos quejamos en el resto de España de la debilidad de la Educación Pública no somos muchas veces conscientes de que gran parte de la batalla ya la tenemos perdida en Madrid. Poco a poco, los Centros Concertados, religiosos en la inmensa mayoría, ya poco a poco se han hecho los muy fuertes en según qué zonas de la España que busca su futuro.

Y los Grupos de Poder escondido (los que nunca se presentan a ninguna elección democrática) quieren seguir defendiendo con ahínco estas pequeñas pero claras batallitas que les sirvan para crear sociedades diferentes, desiguales y donde la educación en igualdad es una mentira.

Sin ideas no hay pasiones ni futuro mejor

Vamos a olvidarnos por un momento de lo que puede representar el autor de esta frase y vamos a meternos dentro de ella. Nos sirve de ejemplo actual.

"Cuando desaparecen las ideas, aparecen las pasiones…, las bajas pasiones"

El mundo de las ideas es también el mundo de las ilusiones, de la innovación, de los proyectos nuevos, de las conquistas. Es el mundo del trabajo que gusta, de la calidad, del salto hacia delante. Sin ideas no hay ganas, hay hastío y aburrimiento, hay cansancio.

Por eso es muy negativo vivir sin ideas ni proyectos, pues al final caes en el abatimiento, aunque sea simplemente esa zona común de relajación inerte, esas zonas que ahora llamamos "Zonas de Confort" y que realmente son zonas de vacío, de pasividad.

Nunca debemos pensar en y sobre nosotros. O al menos, nunca "solo" debemos pensar en nosotros como objetivos de futuro. Si tenemos descendencia debemos pensar en sus futuros y trabajar sobre ellos. 

Y si no la tenemos deberíamos pensar en lo mucho que nos encontramos al llegar al mundo, fruto del trabajo de los anteriores. Tenemos la obligación de intentar dejarlo mejor de cómo lo encontramos.

Si tienes dudas no preguntes. ¡Pregúntate!

Preguntar siempre es arriesgado pues a veces te pueden responder. Y puede ser que la respuesta no te guste nada. Cuando alguien pregunta es porque espera una respuesta, y a veces espera "su" respuesta, la que él cree que le corresponde, que se le debe dar. Y es entonces cuando se puede estar equivocando.

El de la pared pregunta: —¿Molesto?— lo cual es un claro ejemplo de que él ya sospecha que efectivamente molesta. Si alguien responde a su pregunta y lo hace con sinceridad lo normal es que lo que diga sea afirmativo. 

—¡Sí!, molestas e incluso mucho, tanto que hasta tú mismo te has dado cuenta.

Algunas preguntas nos las podemos responder nosotros mismos, no hay que esperar a preguntarlas y a que nos las respondan. Es más positivo y sobre todo menos cruel que nos responsamos nosotros mismos a que lo hagan los "de fuera".

Carta cerrada a un joven de 15 años. O más

¿Qué se pude hacer cuando un joven de 15 a 20 años no encuentra su puesto ante la vida? Es (casi) imposible resolver la incógnita. Pero de ella depende el futuro de España, lo entendamos así o no. La actual juventud será la que construya el nuevo siglo.

Los profesionales sean psicólogos o coach que ahora están de moda no sirven pues o son muy caros o si son de la Sanidad pública son imposibles de servir para lo que se necesitan y ellos saben los motivos. 

Las familias no saben resolver los problemas pues no somos dioses ni estamos preparados ni conocemos todas las claves. 

Los protagonistas no siempre quieren abrirse y así es complicado saber de qué manera se les puede ayudar. 

La sociedad no es fácil y la competitividad entre los jóvenes para "cazar" las pocas posibilidades que se abren es brutal. 

En mi juventud a los 14 años se entraba a trabajar y además lo curioso es que se podía elegir oficio entre varias posibilidades. Yo en una semana, solo en una semana tenía tres puestos de trabajo bien diferentes para poder entrar en el acto. 

Hoy lo normal es tener un puesto de mierda cada seis meses siempre que tengas suerte. El problema del desempleo no es económico, es social. Y sobre todo no es de presente, es de futuro. 

Y cada vez que recordamos que nosotros parecíamos tener tiempos pasados mejores, siendo MENTIRA, LOS JODEMOS TODAVÍA MÁS pues creen que han caído en el peor momento del siglo. 

Y no, tenéis todo vuestro futuro por delante. Aunque sea complicado admitirlo e incluso creérselo. 

¿Y qué soluciones tenemos? 

Pues yo creo que la paciencia es una virtud en estos casos. 

La perseverancia es otra gran virtud. 

El formarse y especializarse en algo una necesidad constante. 

El riesgo de tomar decisiones hay que vencerlo, aunque sepamos que es más fácil equivocarse que acertar. 

A los adultos hay que escucharlos, sin duda, pero las decisiones las tienes que tomar tú y a tus 15 ó 20 años. 

Pues si aciertas será tu triunfo, y si te equivocas habrás aprendido a levantarte. Los americanos y su formación educativa nos enseñan siempre algunas cosas. Ellos nunca fracasan, siempre se caen y se levantan. Nada más. Y nada menos. 

Lo fundamental es amarse así mismo, crecer en autoestima y creerse capaz de conquistar el mundo. No es fácil, nada fácil, pero es el único camino para ser mejor que “otros”, pues eso si que nadie te lo va a evitar. 

Tienes que ser mejor que los demás en las selecciones de la vida, si quieres ser algo más que ellos. 

Otro día hablaremos de los caminos para aprender a ser mejor que los demás. Mejor en todos los ámbitos.

Aprendiz de todo, oficial de nada

En mis tiempos se decía: Aprendiz de todo, oficial de nada. Este cartel le da la vuelta y explica que: La especialización es el proceso por el que se busca saber cada vez más de menos cosas, hasta llegar a su grado máximo. A saberlo todo de nada.

Elige, selecciona tu dedicación y tu trabajo, no intentes aprender de todo para ir cambiando según creas que es mejor una opción o la otra. De esa forma nunca saldrás de ser una persona del montón en cuanto a formación laboral o incluso personal. 

El principal problema laboral de la España de estas décadas es que los trabajadores no se pueden especializar pues al ser el trabajo muy volátil  pasan de un oficio al otro sin dominar la excelencia. Hemos creído que ya no es necesario saber más que lo básico, que no somos capaces como sociedad de mejorar los procesos. Y eso es muy peligroso para la productividad en calidad de todo tipo de sociedades, pues hay que competir con los vecinos y no podremos defendernos bien.

¿Qué deben poseer nuestros hijos, si nosotros no lo tenemos?

Resulta tremendo leer a Gilles Lipovetsky sociólogo y pensador francés decirnos a la cara lo que todos ya sabemos pero que no creemos que tenga importancia en el futuro de la educación de nuestros hijos.

“Hay padres en paro cuyos hijos tienen móvil de último modelo, iPad, zapatillas de lujo… Es terrible”
Estamos vacíos de tanto consumir excesivas cosas importantes en la vida de nuestra sociedad sin ponerlas en valor, no sabemos poner controles que sirvan para ser más felices creyendo que afectan directamente contra la felicidad. 

No sabemos poner límites y nos creemos que todo tiene un calor relativo. No me atrevo a deicr que somos una sociedad nihilista pues creo que todavía como conjunto social, no hemos llegado a eso, aunque estemos deseosos de seguir caminando en su búsqueda.

Nunca se ha vivido tan bien como ahora en todo el mundo. Hay mucha hambre, crecen las desigualdades, pero aun así seguimos teniendo valores de entrega, aunque cada día sean menos las personas que se entregan a otras personas. Somos más egoístas, pero la vida nos sigue facilitando disfrutar de lo remanente ¿hasta cuándo?

El sociólogo Gilles Lipovetsky nos responde en El País Semanal a varias cuestiones, pero he elegido una que habla de soluciones.

¿Qué soluciones propone?
La gente se siente insegura por todo. Globalización. Inseguridad urbana. Inseguridad identitaria. Inseguridad ante la inmigración. Inseguridad medioambiental. Inseguridad sanitaria y alimentaria. Vivimos en una cultura de la ansiedad. Frente a esa ansiedad ya no tenemos ni ideologías ni soluciones políticas que ofrezcan alternativas reales. Y esto resulta explosivo. El Estado-providencia retrocede, los sistemas de protección social también, lo mismo las pensiones, crece el paro…, y no hay que exagerar, no vivimos peor que antes, al contrario, vivimos mejor, pero antes la política ofrecía una especie de sueño, de promesa, y hoy ya no hay promesas que valgan. Y claro, luego está el problema de las aspiraciones.

¿Ganar… siempre es derrotar al otro?

Volvemos a las clásicas frases de autoayuda que en realidad por sí mismas no sirven para nada. Simplemente nos recuerdan pensamientos válidos pero que necesitan ir a acompañados de acción, de sobre todo decisión. Esta de hoy es una frase clásica que intentaremos ampliar.

"Nunca podrás derrotar a la persona que nunca se rinde"

Dos "nunca" en una frase corta. Depende. Tal vez excesivos "nunca". Y a la vez es una frase bidireccional. Sirve para advertimos de lo complejo que es vencer a quien no se quiere rendir y se va a defender "a muerte" como también nos advierte de que la única manera de no ser derrotados es precisamente no querer ser derrotado. ¿Y el resultado final cuál será?

Hay frases para todos los gustos y ahora podríamos recordar aquella que nos dice: "Una huída a tiempo es una victoria". Creo que plantar cara hasta la extenuación es una buena opción y escapar antes de que sea inevitable la derrota también lo es. Depende de situaciones. 

Por eso tal vez hay que analizar la realidad de que si te enfrentas a alguien que no quiere ser derrotado, hay que replantearse las opciones de enfrentamiento y darles la vuelta. ¿Ganar siempre es derrotar al otro?

¿A qué edad necesitamos expresarnos? ¿Hasta qué edad?

Este es un árbol dibujado deprisa y corriendo por un niño de menos de tres años. Aunque no sabemos qué es correr o ir despacio en un niño tan pequeño, eso depende. Para él la velocidad a la hora de dibujar tiene un concepto muy distinto al nuestro. Utiliza el tiempo que cree necesitar y nada más. A esa edad no se trabajan las florituras y en cuanto algo refleja lo que él quiere mostrar, ya está terminado.

Es Art Brut, arte bruto, arte primitivo, arte puro. Arte con los mínimo elementos posibles. Y aquí vemos un árbol en invierno, y así nos lo ha explicado.

Tiene alrededor del árbol unos pétalos que son las hojas secas y por eso son más rojas. Pero si nos fijamos un momento veremos que en realidad en su imaginación o en su memoria él recuerda un árbol lleno de hojas pues dibuja su perímetro como si estuviera frondoso. No es un árbol con ramas sin hojas, seco y sin follaje.

Pero lo curioso es cuando con un lápiz algo más fino hace las rayas de abajo. La sensación podría ser de que allí está dibujando las raíces, pero no. El niño no sabe que debajo del árbol hay raíces pues no las ha visto, eso es “la tierra” pues como nos decía él, un árbol necesita estar encima de la tierra. Necesita la tierra para "ser".


Pero podemos adentrarnos un poco más en su forma interna de pensar, incluso en su memoria celular que recibe de sus ancestros. Él, como niño, es posible que no sepa explicar que existen raíces, pero curiosamente advierte que la tierra es necesaria pues sobre ella se sujeta el árbol. Es una explicación clara de que existen las raíces, y de que son muy necesarias para mantener en pie el árbol. 

Raíces que son la base animal, incluso humana de todo ser vivo. Es esa parte de la memoria que recibimos "de fábrica", una sabiduría básica, unos valores donde el respeto entra pero también la capacidad de creación, de seguir aprendiendo, de saber seleccionar y decidir, de crecer mentalmente a base de aprender observando.

Son los primeros estados de creación artística, que simplemente son estados de repetición mental de lo que ve y de lo que recuerda. 

Pero lo hace desde su memoria, pues el dibujo lo realiza encima de una mesa en una habitación donde no hay árboles. No hay modelos. Se está imaginando un árbol y se está dominando sus propias manos para intentar reflejar en un papel con unas herramientas lo que él se está imaginando.

El árbol, aunque está sin hojas pues es invierno, tiene unas pocas hojas rojas pero a su vez tiene la forma de un árbol con todas sus hojas. Una manera curiosa de retener en su memoria lo que ha visto durante más tiempo, pues en invierno no se sale mucho a la calle. Este niño sí tiene contacto casi constante con la naturaleza así que cabe pensar que el árbol lo dibuja con forma “de árbol con hojas” por lo sencillo que es así y no con todo ramas secas.

En realidad está esquematizando como cualquier artista abstracto adulto, expresando con lo mínimo para explicar lo máximo. 

Una botella puede ser simplemente una mancha verde, un objeto rectangular, a veces ni eso y puede ser un hueco vacío. 

Un niño no es un artista adulto, pero si es un ser artístico con capacidad de hablar con signos y manchas, como hacían los primitivos. La necesidad de expresarnos con diversos sistemas es innata. Lo necesitamos hacer y para ello lo necesitamos aprender. 

¿Sabemos hablar antes o después de hacer música con la boca?


Las metas no son para llegar, son para conquistar

Las frases de autoayuda no siempre sirven, pues en realidad son pequeños mantras que si no van acompañadas de acciones específicas no sirven por sí mismas para nada.  Esta que os dejamos arriba hay que diseccionarla un poco.

"Una meta es un sueño con una fecha límite"

En realidad deberíamos empezar aclarando que no todas las metas deben tener una fecha fija de terminación. Una meta es un objetivo y es muy bueno ponérnoslas y en cambio no lo es ponerles fecha de finalización, pues si bien hay que dedicarle esfuerzo y trabajo, tiempo y diseño de finalización, poner una fecha puede complicar el desarrollo de los fines que nos proponemos alcanzar.  

Una fecha aproximada está mucho mejor, para no empezar exigiendo lo que nos puede llevar a desfallecer.  

Una meta nunca debe ser un sueño, o al menos simplemente un sueño

Debe ser un objetivo, un lugar al que llegar, un éxito, un espacio de garantía de haber "llegado" y con ello de haber logrado los objetivos propuestos. 

Una meta sin objetivos no es más que un simple lugar, un espacio tiempo sin sustancia. La meta más que un sueño debe ser un lugar al que llegar para "alcanzar" algo. 

Las metas no son para llegar, son para conquistar. Lo importante no es el tiempo, sino lo que se logra al llegar a la meta. Ser el último en una carrera puede ser un éxito. Depende de los objetivos marcados de antemano, de las posibilidades, de los retos batidos. Incluso y aquí sí… de los sueños que se buscan.

En educación crece la desigualdad por renta familiar

Siendo cierto que la educación en España va creciendo en calidad, posiblemente no a la velocidad que desearíamos ni con los parámetros que necesitamos, lo es también que la desigualdad de oportunidades de acceso a una calidad válida y necesaria se ha ampliado, por mucho que insistamos en que la educación es un bien básico de toda sociedad y que en España es igualitario y universal su acceso.

Según el último informe de La Caixa el abandono escolar activo o pasivo tiene un componente socioeconómico muy alto, y la repetición de curso se da también en un mayor grado en familias con un nivel económicos bajo o medio. 

Este dato significa que el abandono escolar antes de la finalización de su recorrido curricular es mucho más elevado entre alumnos de familias con recursos justos.

Pero además se está remarcando en algunos centros, cada vez más centros, una segregación por motivos económicos que se intenta disimular y negar. 

Se intentan concentrar y seleccionar en algunos centros a los alumnos según el origen de las familias, atendiendo a criterios religiosos, o añadiendo factores que retraen la llegada de familias con menos recursos.

Los problemas en la educación para familias con recursos medios o bajos se centran sobre todo en materias complejas
como las matemáticas o la comprensión lectora

Es importante el acceso desde muy pequeños a libros y material de consulta. Hoy todo parece estar a nuestro alcance, para hay que ir a buscarlo, hay que saber encontrarlo y tener la necesidad de saber qué se quiere buscar.

Algunos datos negativos se están ampliando en los últimos cinco años, no es un proceso lento, sino un proceso perfectamente diseñado para la segregación social, sobre todo en comprensión lectora.

Solo el 2,5% de la población que pertenece al 20% mas pobre dedican más del 10% su gasto privado a la educación, mientras que en la población que pertenece al 20% mas rico el porcentaje es de un 14%. 

Pero además el 14% de los ingresos de la población rica es infinitamente mayor que el 10% de los ingresos de la población trabajadora.

Niños pobres que deben y niños ricos que tienen

Esta viñeta de El Roto publicada en El País, además de ser humor es tristemente una realidad escondida de la educación que desde hace siglos no sabemos romper, para crear personas más libres y más capaces de saber defenderse para ser iguales al resto. No es idéntica la educación que se da a los niños preparados para ser trabajadores que la que se ofrece a los niños que vienen desde la Clase ya Alta. Con independencia de que luego cada niño aproveche mejor o peor cada opción.

La sociedad quiere tener dos clases de personas. Las que trabajen para los otros, y las que dan trabajo para los unos. 

Unos deben poseer la fuerza del trabajo y otros la fuerza del "tener", del poseer y organizar lo que tienen para repartir sobre todo trabajo y posibilidades.

Lo curioso es que en estos tiempos la Clase que Tiene, desea vivir alejada del resto, encerrada en sus castillos que ahora ya no tienen almenas que se divisan desde lejos, pero siguen teniendo soldados que las defienden y murallas que las encierran. Desde sus torres informatizadas saben controlar la fuerza del deber de todos los demás, para obtener beneficios simplemente gobernando sin ser gobernantes declarados.

Pero para que ellos tengan castillos disimulados, deben tener capacidad y formación para poder inculcar a los "otros" el deber de estar agradecidos y capacidad asimilada desde la educación de que quieran colaborar en la sociedad a base de dejarse mandar y siendo buenos productores y excelentes consumidores. 

Unos tienen y prestan, y otros deben y pagan. Unos fabrican y otros consumen. Unos obedecen y otros mandan. Para todo esto se necesita educación diferenciada. He intentado explicarlo de la forma más tonta posible, pues yo soy de los tontos que deben deber.


Consejos para aprender a estudiar y retener

Para aprender, para estudiar, para retener necesitamos un ambiente de estudio de calidad donde se puede tener una atención básica a la hora de estudiar. Y para ello el ambiente que nos rodee a la hora de estar trabajando en el estudio debe ser diseñado para ello y adaptado a nuestras necesidades pues no todas las personas necesitan el mismo tipo de ambiente.

Pero en todas ellas hay que eliminar lo que estorba a cada persona, lo que nos distrae, lo que simplemente es “ruido” y que no todas las personas entendemos por igual. El ruido no siempre es un exceso de sonidos.

Lo primero y fundamental es tener una postura corporal cómoda.

Hay que tener una iluminación buena con luz suficiente e incluso un poco excesivo.

Hay que tener espacio alrededor suficiente para repartir libros, cuadernos de apuntes, herramientas para señalar, teléfono (en silencio y puesto boca abajo), etc.

Debe haber silencio o música, ruidos sonoros muy leves y nunca sobre temas ajenos a lo que se está estudiando. Nunca conversaciones que nos atrapen.

Mucho mejor música propia que tener la radio, y hay que evitar los anuncios pues están hechos para ser escuchados.

Temperatura cómoda y adaptada el momento.

¿Sólo o acompañado? Pues depende de cada persona. No hay reglas únicas. pero si es acompañado un máximo de tres o cuatro personas como grupo en conjunto que estudian lo mismo.

Estudiar en Grupo soluciona dudas y problemas no bien entendidos. pero estudiar, aprender, comprender es un acto personal que cada uno debe lograr él. No hay caminos intermedios.

No hay que estar tiempos enormes estudiando, sino aprovechar los tiempos de estudio. Cansarse es negativo. El tiempo inútil es tiempo perdido multiplicado por dos.

Si estamos concentrados aprenderemos algo en menos de la mitad del tiempo que si estamos semi distraidos. Y si estamos distraídos no logramos retener nada.

La única forma de que algo áspero logremos retenerlo es que nos guste. Estudiar lo que no nos gusta es imposible. Si lo que no nos gusta es toda la carrera o estudio, es perder el tiempo. Si es una materia en concreto debemos dedicarle más tiempo y asumir que será compleja y que tenemos que poner más energía. La necesitamos aprender para disfrutar de las que sí nos gustan.

Cada persona sabemos qué día es mejor para meternos con aquellos temas duros y complejos. En qué momento debemos dedicarnos a esos temas que no nos gustan nada. No debemos dedicarles el peor tiempo de estudio o se convertirán en imposibles. Aprovechar el mejor tiempo supone aprender en menos tiempo lo duro y complejo y dejarnos más tiempo para otros menesteres.

Para aprender y retener hay que hacer mucho más que leer de forma pasiva. Hay que subrayar, hay que tomar notas y apuntes, hay que complemente lo que se lee con otras informaciones añadidas. Hay que dibujar sobre papel lo que no entendemos bien para comprender las zonas oscuras, los espacios que todavía no dominamos.

Y no nos saturemos. Tenemos que conocer bien el momento temporal en el que continuar con el estudio es negativo. 

Es muy malo dejar para el final de los periodos antes de los exámenes los estudios en profundidad, las tareas que se tenían que haber realizado en un tiempo extendido. 

Una cosa es repasar, recordar por si algo se podría haber olvidado, y otra cosa es querer aprender en pocas horas lo que se tenía que haber realizado durante semanas, pues incluso en el mejor de los casos que nos sirva para aprobar, se nos olvidará con facilidad y no nos acompañará para los siguientes periodos.

El éxito depende de ese punto de locura

El éxito depende de ese puntito de locura que le infligimos a nuestras ideas. Sin osadía, sin innovación mental, sin cambio de ideas hasta hacerlas diferentes, no es fácil que haya éxito pues todo está ya muy pillado.

Un éxito —tonto pero éxito— de los últimos años es vender turrón todo el año o vender croissant rellenos de cosas. Ni el turrón parece algo para el verano ni vender bocadillitos rellenos de mortadela parece un éxito, excepto que le añadas unas gotitas de miel. 

Si tu locura la sabes embutir en colores, nombres atrevidos, buen servicio, innovación osada y algo diferente y creencia en modernidad americana o indonesa… la cosa ya va teniendo otro color.

Hace años las aceitunas se vendían en almacenes cutres o en bolsas grandes, ahora hay decenas de tiendas de encurtidos de colores. Ese paso diferente es el que garantiza el éxito. Si encaja y se sabe vender bien.

Si haces lo que hace todo el mundo… lograrás menos éxito que todo el mundo, pues ellos ya van por delante. 

Para sobrepasar sus proyectos y sus ideas tienes que añadirles "algo" diferente que sea interesante al cliente. Y estar muy atento a su aceptación por si hay que seguir cambiando, modificando o frenar e intentarlo de otro modo.

Si te haces a ti mismo, te sobrarán piezas. No lo intentes

Si te haces a ti mismo, sin duda, te sobrarán piezas y te faltarán otras. No es posible montar el brazo derecho con el izquierda, no puedes aprender sin ayuda, no es posible crecer sin que te alimenten por dentro y por fuera. 

Todos necesitamos afianzarnos en lo que saben otros, en la sociedad ya creada, crecida y aprendida. Si no tuviéramos capacidad de aprender pero sobre todo de enseñar, no saldríamos de los árboles, aunque bien mirado nos moriríamos de niños pues somos uno de los animales más débiles.

Por eso necesitamos aprender y construirnos con la ayuda de muchas personas. Todos los llevan haciendo así miles de años y lo seguirán haciendo otros miles más. No intenten aprender a construirte por ti solo o saldrás perdiendo.

La pobreza de España en sillones de diseño y colores vivos

Esta semana he tenido que ir dos días consecutivos a desayunar a una cafetería grande de nombre muy conocido por ser un local de comida rápida. Era y es Madrid. Y en horas distintas y días diferentes me he encontrado a las dos mismas personas sentadas en los mismos asientos. Un día a las 10 y el otro día a las 9 de la mañana. Ellos seguían, estaban, volvían al mismo lugar, al mismo espacio de recogida.

Es también la imagen de la pobreza, de la indignidad vital no resuelta en España, en Europa y que resulta complicado de obviar. Uno es posible que superara por poco los 70, el otro no llegaba a los 50. Ambos hombres. Con la misma ropa.

En este espacio encuentran el calor mínimo durante un tiempo hasta que los despidan del local, y como es una segunda planta esto puede tardar todos los días lo suficiente para calentarse de la noche fría. Pueden acudir a lavarse y a realizar sus labores básicas y humanas en un espacio donde al menos descansar de la dura noche. Lo que sobra es espacio, lo que falta es humanidad.

El joven llevaba el segundo día una hogaza de pan que se iba comiendo a pellizcos, ambos no habían solicitado ningún pedido en el local pues posiblemente no tenían dinero para un café o si lo tenían se lo guardaban para el momento en que fueran requeridos para irse. 

Al final es un espacio de servicio público si hay consumición y podrían permanecer allí. No se miran, no se hablan, se tienen que conocer pues yo en dos días los reconocí, y simplemente parecen esperar a que el tiempo pase, a que salga el sol o la luz, su sol y su luz.

¿Cuánta necesidad hay de Servicios Sociales, cuántos Padre Ángel (o similares) deberían existir en las grandes ciudades?

Necesitan sobre todo sujetarse en tres pilares. Formación social y laboral. Una vivienda muy básica. Un trabajo fácil.

En tiempos de engaños universales, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario

Dijo Orwell: "En tiempos de engaños universales, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario" y desde la frase debemos admitir que estos tiempos mentirosos no parecen acabarse nunca, pues siempre hay personas y organizaciones de forma consensuada a veces, que intentan tener las razones a base de inventarse la razón, o al revés, intentan tener la razón a base de inventarse razones para ello.


¿Qué podemos hacer para defendernos ante los engaños casi universales?

Sin duda detectar estos engaños y decir tu verdad. No permitir que nos manipulen ni con monsergas ni con estados de ánimo ni con informaciones que ya de entrada y antes de leerlas ya detectamos que están manipuladas. Seamos libres en nuestra forma de pensar, no escuchemos cantos de sirena, mucho menos si son negativos pues nos predisponen a cambiar de opinión.

Es curioso que casi todo tipo de manipulación no es desde el campo del positivismo, sino al contrario del de la mala baba, de la crítica desaforada y sin razones suficientes, del ataque hacia otro o hacia otra idea. Nunca se dan soluciones sino se señalan presuntos errores o barbaridades de "otros". 

Así, que sin duda, no caer en esas trampas constantes y decir la verdad, como decía Orwell es casi un trabajo revolucionario consigo mismo pues la lluvia fina es interminable. Y el silencio muchas veces el pero acompañante para ser libre.

Pero es también un trabajo revolucionario con la sociedad decir tú verdad, pues no logran lo que pretenden con sus mentiras en primera instancia, que sirvas de propagador, de virus que transporta sus ideas de un lugar a otro.

Sé libre, elige lo que quieras para leer, responde a quien quieras y haz lo que te venga en gana. Pero si tienes que decir algo, di tu verdad. Desde tu libertad y desde sobre todo tu propia responsabilidad. Pero sobre todo no te dejes engañar. Los engañadores oficiales han crecido mucho en los últimos años.

La ortografía es muy importante para un curriculum vitae

La ortografía es muy importante para lograr en un selección de personal un trabajo de cierto nivel, incluso para demostrar que eres una persona leída, formada, escrita y con ganas de aprender. En un curriculum asegúrate de no cometer faltas de ortografía, y en estos tiempos en los que en las entrevistas de trabajo intentan saber tus direcciones en redes sociales, intenta que los textos que en ellas publiques estén exentas de estos fallos de escritura tan normales.

Es verdad que el castellano es un idioma complejo para estar libre de errores, yo mismo los cometo y escribo bastante. Pero hay errores y errores, algunos tremendamente imperdonables. Los acentos pueden pasar según el puesto al que se opta sobre todo entre palabras que a veces se acentúan y otras no. Pero equivocarse en B o V, en H, en G o J resulta bastante determinante.

Los correctores ortográficos de los ordenadores han resuelto en parte el problema, y por eso en algunas entrevistas se solicita al candidato alguna muestra de escritura que parece colarse por casualidad. Sin duda depende del tipo de trabajo al que se opta, pero no descartes que en un momento dado y con la excusa de que desean ver tu tipo de letra pues tendrás que redactar informes o notas, se cuele una prueba de escritura. 

Que no busca en la mayoría de los casos un análisis grafológico, sino simplemente una muestra del tipo de letra y de la capacidad para redactar un texto. Eso sí, sin faltas de ortografía.

Aragonesismo para niños de 0 a 95 años. ¡Uff!

Voy hablar de aragonesismo para niños hasta los 95 años. Si no va contigo huye, escapa..., o quédate y corre el riesgo de dudar o al menos de reflexionar sobre Aragón.

Intentar motivar a una sociedad para que abrace lo cercano, lo defienda y lo ame, parece tarea imposible, aunque explicado así de entrada todos diríamos que no, que es de lo más sencillo, que es lo que hacemos todos los días con nuestra familia. 

Cuando le ponemos nombre a esa lógica sensación social y territorial, ya vienen los rechazos pues durante décadas nos han explicado que es peligroso, negativo y se construye a costa de romper el peldaño superior.

Ser galleguista, aragonesista o catalanista suena a rompedor de la unión de España, suena a egoísmo destructor, y en cuanto le ponemos el “ista” destrozamos cualquier posibilidad de que sea una actividad positiva. 

Es curioso que esto lo ataquen sobre todo desde las derechas cuando se basa en un sistema liberal clásico de que el “mercado” funciona precisamente por defender el propio beneficio que se convierte en beneficio para todos. ¿En qué quedamos?

En los EEUU nadie duda de ser americano nacionalista. Otro "ista". Pero los newyorker además de saberse muy diferentes a los de Texas o de Alaska, defiende sus espacios vitales de vida con suma fuerza, sabiendo que son distintos a sus vecinos pero a la vez necesarios para la suma total. Muy diferentes como sociedad o cultura incluso al cercano Estado de Washington. Se saben diferentes y adoran esa diferencia que defienden con saña en las conversaciones.

Defender, conocer, practicar la defensa de tus propios espacios es lógico y bueno. Yo me llevo muy bien con los vecinos de mi escalera pero sobre todo defiendo la personalidad de mi familia. Y lo curioso y lógico es que los vecinos hacen lo mismo y todos los admitimos. Nadie quiere romper el barrio, ni la ciudad ni el Estado porque decida cambiar de televisor o por poner sus propias normas familiares.

Enseñar Aragón, conocerlo y sobre todo entenderlo, recordar a lxs aragonesxs que han trabajado por Aragón es básico. Defender con ahínco las posibilidades propias de Galicia o de Cataluña o Aragón por los gallegos, catalanes o aragoneses es lo lógico y lo bueno para todos.

Y aquí se me dirá que ya, pero algunos quieren romper la convivencia, la unidad y todo lo que se menea. No es verdad. Son algunos. 

Pero yo os diría que si hay conflicto duro y complejo en la familia que es lo que más defendemos en la vid, existe el divorcio que no es lo recomendable sin reflexión, pero que a veces es inevitable. 

Si somos capaces de dejar a nuestros hijos sin la convivencia constante de su madre y su padre..., podemos entender que los problemas están para resolverlos, no para agrandarlos.

Atención Dispersa. Atención Concentrada. Ambas son necesarias

La atención de calidad y la concentración ante lo que se está haciendo son básicas para cualquier trabajo intelectual. Y estudiar lo es. Para que se trabaje bien esa concentración en el estudio y análisis, buscando la memoria y la comprensión de lo analizado o leído hay que emplear algunas técnicas básicas y sencilla para concentrarnos mejor, para aprovechar más el tiempo de lectura y escritura, de clase o de atención a las explicaciones.

Nosotros con todos nuestros sentidos estamos constantemente percibiendo a la vez decenas de sensaciones diferentes. Desde ruidos o sonidos a olores, desde la visión cercana a la periférica, desde los movimientos de cualquier elemento dentro de nuestro campo visual hasta cualquier silencio no esperado. Todo afecta, aunque no todo en igual medida.

Somos capaces de notar todo esto pero no todo nos afecta por igual y muchas de estar percepciones (casi) no las sentimos. Tenemos capacidad de abstracción y por ello de lograr en ciertos momentos, que pongamos filtros ante ellas.

En algunas situaciones solo escuchamos o vemos aquello que voluntariamente hemos decidido ver o escuchar. E intentamos no percibir el resto.

Por eso crear un ambiente determinado a la hora de estudiar es fundamental pues nos ayuda a suprimir todas las sensaciones de distracción, ajenas a lo que estamos queriendo hacer, que nos van a distraer y por ello a no lograr el objetivo de recordar, de aprender, de memorizar.

La Atención Dispersa es muy útil para ir por la calle. Necesitamos ver a la gente por si la conocemos y tenemos que saludar, a los coches para evitar accidentes, la acera para no caernos, el lugar en donde estamos para seguir por el camino correcto. Lo hacemos casi de forma automática atendiendo a varios elementos.

La Atención Concentrada es muy necesaria para estudiar, casi obligatoria para lograr el fin, cuando tenemos que memorizar, concentrarnos ante un asunto complejo, cuando es necesario entender una situación, cuando hay que preparar un discurso hablado ante un tema complejo, cuando estamos leyendo y tenemos que ir creando en nuestro cerebro las situaciones que leemos, cuando tenemos que estudiar para lograr memorizar lo leído.

¿Se pueden importar los modelos que dan la felicidad en Finlandia?

Se ha realizado una serie de artículos sobre la felicidad en Finlandia (el más importante por extensión en El País Semanal) país señalado por Naciones Unidas como uno de los más felices del mundo, que sin duda siendo posiblemente cierto, es también matizable. Hay algunos datos que nos indican eso, pero en cambio hay otros que nos llevan a una infelicidad que a veces lleva a las personas a tomar decisiones muy duras. Pero veamos qué detalles se pueden mirar y tal vez copiar de Finlandia, para que en otro tipo de sociedades también se avance hacia una felicidad social mayor.

Las personas hablan entre ellas mucho más que en otros países, a costa de NO hablar de temas conflictivos. Nada de religión, de política, de riquezas o pobrezas, del trabajo, de problemas, de equipos deportivos. ¿Y de qué hablan? Pues de todo lo demás. 


 Para menos de seis millones de habitantes hay más de dos millones de saunas, pequeñas habitaciones donde estar casi a oscuras y sudando y donde es obligatorio hablar de igual a igual.

 Muchas menos desigualdad social es la receta más fácil de detectar. Las diferencias económicas entre personas en Finlandia son mucho menores. El acceso a los servicios básicos es idéntico a todas las personas, sea educación sanidad o justicia.

 Es un país MUY seguro. Y es una seguridad que se percibe en positivo y no produce falta de libertades entre las personas.

 La educación es muy buena lo que permite entender la vida desde otras ópticas aunque no se tenga luz ni sol, haga frío y no sea fácil hacer vida de calle. La naturaleza es en muchos meses algo complicado de servir para el disfrute de las personas, pero9 los finlandeses saben disfrutar de ella haga el tiempo que haga.

 La educación es muy buena como decía pero además permite recorrer toda ella con igualdad de oportunidades. Dependes de tí, y si tienes dificultades de aprendizaje, tienes ayudas para no perderte entre los Grados. Gratuita desde el colegio hasta el Doctorado. En Infantil se paga según ingresos.

 No sienten la corrupción como un mal extendido. Todos se respetan y entienden que nadie va a querer abusar de su poder sobre el resto de personas.

 Los finlandeses saben que pueden ser independientes si quieren, pues el sistema está precisamente realizado para eso, para que cada personas deba ser independiente e igual a los demás.

 El contacto con la naturaleza es tremendamente variado. Y se cuida mucho la sostenibilidad, la limpieza y el cuidado medioambiental. 

 Sus sistema económico se basa en una industrialización que ofrece pleno empleo. La integración mujer y hombre en el hogar o en las industrias no se discute ni se piensa tan siquiera. Es normal, completo y lógico.

 Se pagan muchos impuestos (un 8% más de presión fiscal que en España) pero se admite con normalidad. Se ayuda a las familias con hijos con ingresos añadidos. 

 Los maestros tienen la profesión más deseada y una de las más respetadas en Finlandia. En el año 2022 todos los alumnos de más de 16 años tendrán que estudiar Secundaria por obligación.

 El urbanismo de sus ciudades es humano, verde, limpio, con bosques y arboledas cercanas, y la práctica del deporte es muy común entre jóvenes y adultos. Los ayuntamientos gastan de media unos 300 euros al mes por habitante para prácticas deportivas.

 Para actividades deportivas o culturales organizadas en las ciudades para adultos, la persona que lo realiza paga un 33%, mientras que el resto se reparte entre el Gobierno y una parte más alta los ayuntamientos.

 Si una persona tiene un problema de cualquier tipo, siempre hay en los barrios personal de Administración a los que se puede acudir para hablarlo e intentar resolverlo con ayudas. No son problemas económicos solamente, sino problemas de convivencia, de familia, de salud, etc.

 Se intenta por todos los medios que no haya personas sin hogar, pues se entiende que el hogar es lo fundamental para cada personas, sea este del tamaño que sea. 

 Sí, en Finlandia se suicidan más personas que en otros países. Pero siendo que han bajado tremendamente estos datos, hay que entender los motivos para resolverlos. Exceso de alcohol por el clima y las tradiciones sociales, excesivas armas en los hogares, claridad informativa de esta realidad social que en otros países se tapan, incluso a veces la excesiva movilidad familiar, laboral, social o de entornos con personas diferentes hace que se caiga en depresiones. Sin olvidar que las personas mayores tuvieron que tragar varias guerras y eso influye todavía.

 Literatura, teatro, música, arte pictórico y escultórico, cultura en múltiples formas, diseño en todas sus variables, menos consumismo y más utilización de los grandes espacios públicos de cultura y entretenimiento.

¿Qué es un DAFO, cómo se construye y para qué sirve?

Habrás escuchado muchas veces hablar de DAFO (en inglés SWOT. Strengths, Weaknesses, Opportunities y Threats), como una técnica habitual de análisis o de auditorías de organizaciones o empresas, para detectar, analizar y diagnosticar problemas y a su vez planificar sus posibles soluciones, dentro de cualquier organización. Una empresa no puede ir al médico, así que hay que buscar herramientas que hablen por ella.

Un DAFO no es más que eso: Lograr que la empresa u organización hable y se exprese. Escucharla, tomar nota de todo lo que nos dice y actuar con esos datos.

DAFO son las iniciales de: Debilidades. Amenazas. Fortalezas. Oportunidades.

Se trata pues de enumerar, detectar, esas fortalezas, sus debilidades, las amenazas que tiene y las oportunidades de que dispone para afrontar el futuro. 


Con todo ello y una vez identificadas las DAFO  hay que tomar medidas, pues de entrada solo nos hace una radiografía, si sabemos hacer bien el DAFO.

Se empieza por un trabajo de campo que sea capaz de identificar todo lo que afecta a nuestra empresa, sea interno o externo. Hay que preguntar, revisar, mirar, escuchar, identificar y apuntar todos los datos genéricos de la empresa para después ir distribuyéndolos en los cuatro apartados del DAFO. Algunos de los ítem logrados como información relevante pueden ir a más de un espacio del DAFO.

Todos estos item fotográficos de la empresa se dividen a su vez en dos bloques claramente distintos. 


Los INTERNOS y los EXTERNOS.

A los INTERNOS irán lo que después identificamos como FORTALEZAS o DEBILIDADES.

Y a los EXTERNOS los que serán OPORTUNIDADES o AMENAZAS.

Las DEBILIDADES son aquellas zonas o puntos de actuación que nos reducen las soluciones, nuestra capacidad de crecer o incluso de mantenernos, los que impiden algún tipo de estrategia de cambio, los que en fin nos debilitan en nuestras posibilidades de mejora.

Las FORTALEZAS son todas nuestras capacidades de trabajo, de actuación, de posición en los mercados, de recursos ante la competencia. Es esa parte de nuestra personalidad que nos diferencia del resto.

Las AMENAZAS son las fuerzas exteriores que en teoría podrían impedir nuestro afianzamiento, nuestro crecimiento, nuestras soluciones y estrategias. Las AMENAZAS son riesgos, son debilidades pero que nos vienen desde el exterior.

Las OPORTUNIDADES son todas aquellas fuerzas exteriores que están cerca de nosotros y de las que debemos aprender a recoger para aprovecharnos de su fuerza. Nuevas ideas, debilidades internas de la competencia, posibilidades propias de crecimiento, nuevas iniciativas aprovechando mejor nuestra inteligencia de equipo, etc.

Hay que unir las FORTALEZAS y las OPORTUNIDADES para buscar el éxito.


Hay que unir las DEBILIDADES y las OPORTUNIDADES para aprender a adaptarnos a ellas.

Hay que unir las FORTALEZAS y las AMENAZAS para reaccionar con todas ellas.

Hay que unir las DEBILIDADES y las AMENAZAS para evaluar la realidad de nuestro riesgo y actuar contundentemente para bajarlas o modificarlas.

Cualquier DAFO debe hacerse desde una posición neutra, reposada, apoyada por la dirección de la empresa u organización, con criterios realistas aunque sean duras, con tiempo necesario para analizar en profundidad todos los temas que afectan a la empresa, con dedicación especial a los que considere más conflictivos e importantes para la vida de la empresa u organización, contando con la colaboración de todas las personas de las misma, siempre buscando perfiles muy diferentes que contrapeses las opiniones.

Con toda la información resultante de la Auditoría de campo hay que trasladar todos esos datos al DAFO, pero ordenando por su importancia todos ellos dentro de los cuatro campos, y no posicionando nunca dentro de ellos más de entre 6 a 10 ítem


Con toda esa información ya tendremos la radiografía de la empresa, si hemos sido capaces de analizar bien y de seleccionar los problemas detectados que realmente son importantes, aunque parezcan imposibles.

A partir del DAFO empieza lo más importante, buscar soluciones, afianzar los puntos fuertes, pero al menos ya no tendremos la excusa de no saber qué enfermedad tiene el paciente. 


Los DAFO son recomendables en todos los casos para todas las empresas, pero debemos ser sinceros nosotros mismos. Se hacen cuando hay una enfermedad detectado. Si creemos que todo va bien tendemos a olvidarnos de las herramientas de análisis, lo cual es un error.

¿Debemos parecer lo que se espera que seamos?

"Dicen que si uno pasea tranquilamente y sin objetos por las calles de algunas ciudades americanas se vuelve sospechoso para la policía: nadie más sospechoso que un hombre que no va a ninguna parte".

Antonio Muñoz Molina de su libro: El Robinson urbano

La primera frase nos retrata una realidad triste y dura de la vida social. Incluso en Europa. Tenemos que simular que vamos hacia "algún sitio" y tenemos que ser "normales" o tan normal como esperan los demás que seamos. Siempre hay alguien que juzga nuestras formas y si nos tiene que elegir o seleccionar, ese juicio lo podemos perder o ganar.

Si no vas claramente a ningún lugar, si eres viajero y no llevas maleta, si vistes como no se espera que vista un tipo como tú, si estás despistado en una calle céntrica pero a la vez vas con seguridad personal…, eres un tipo raro al que hay que vigilar de cerca.

Son estereotipos exagerados pero son reales. Para formar parte de la sociedad de una forma común, tenemos que ser comunes, desgraciadamente tenemos que parecer que somos lo que esperan que seamos. En la mayoría de los casos, tanto para lo uno como para lo otro, suelen ser disfraces. Parecemos lo que no somos en realidad y a su vez parecer otra cosa puede que no indique nada de lo que parece.

A la hora de "estar" en esta sociedad que nos envuelve, hay que seguir aparentando, aunque no lo recomendemos. 

Si ya estás asentado en ella y no tienes la necesidad de buscar un hueco mejor, puedes hacer lo que te venga en gana y ser tú mismo con todas las consecuencias de libertad personal. 

Pero si tienes que entrar en la "rueda social" por motivos laborales o de otro tipo, recuerda que debes aprender bien los comportamientos que se esperan, las formas que los demás esperan ver en tí, o tendrás menos posibilidades.

Inevitablemente hay que elegir, aunque ninguna de las posibilidades te guste lo suficiente.






Un Curriculum debe servir para que te llamen

Me pregunta una joven trabajadora que está preparando un nuevo currículum si es correcto poner delante de todos sus datos académicos o profesionales, un apartado con su perfil en habilidades sociales, en capacidades diversas a su propia experiencia profesional o formativa.

Mi respuesta ha sido SI con algunos matices. No es lógico tener en estos tiempos de facilidad para tener en el ordenador varios currículum uno solo de ellos. Depende. 


Hay que tener varios currículum de cada persona, adaptados a los diversos perfiles profesionales a los que desees acceder, e incluso si son puestos muy técnicos o importantes, deberían ser currículum personalizados para cada ocasión.

Ante una selección de personas se reciben decenas o cientos de documentos con muy diversos perfiles. La persona que hace la primera selección que no es el mejor profesional de la misma, analiza y retira o agrupa los curriculum recogidos por diversas pautas que le han indicado.

La originalidad en el curriculum es un activo importante. No tanto para un puesto simple o sencillo, como para un puesto de trabajo donde la selección será compleja.

Si ante la repetición de mandar curriculum a decenas (o a cientos) de lugares no se te llama casi nunca, es que algo falla en ese curriculum. O bien los datos, o bien los deseos de formar parte de un tipo determinado de empresas.

Llamarte es el primer objetivo de un currículum, y cuando no se fijan en tus datos para llamarte tan siquiera, es que hay que tirarlo a la basura y empezar de nuevo. No digo que haya que mentir, pero sí tal vez decir la verdad de otra manera. A veces ser muy académico si no funciona nos obliga a ser más libres, más diferentes, más osados.

Y sí, puede ser bueno poner en la cabeza de tu hoja de entrada al despacho de la selección un apartado de habilidades sociales. Como lo es aportar el motivo que te lleva a pedir entrar en su organización demostrando que la conoces. O indicarles las capacidades que tienes en campos diversos al del puesto de trabajo al que quieres optar. 

Pero CUIDADO, esa zona de tu currículum la carga el Diablo. Te la van a mirar con lupa. Si es en positivo, si has sabido elegir bien lo que dices que eres…, es positiva. Pero las posibilidades de que se vuelva en tu contra son mayores.

Recuerdo un currículum donde una aspirante me decía que había sido Presidente de la Comunidad de Vecinos. Eso es muy poco e indica que no hay más chicha de la que exponer habilidades. 

En cambio si dices que has sido Presidenta de la Asociación XXXX para la Defensa de XXXX, la cosa cambia. No lo has sido por obligación sino por elección de otras personas y tienes capacidad de organización y de mando. Pero te preguntarán por qué dejaste de serlo. Así que prepara la respuesta con anterioridad.

Lo que nos puede enseñar un bebé de 7 meses

En la imagen vemos a un niño de 7 meses en una secuencia de un vídeo que hemos pixelado, aprendiendo a gatear con la ayuda de sus progenitores. El niño se esfuerza en moverse, en “ir” hacia el sonido, hacia el movimiento, en avanzar.

En realidad el niño lo que está haciendo es aprender a controlarse, a dominarse él mismo. Sabe que su futuro depende de aprender a realizar lo que ya ve que hacen otros iguales, moverse de forma independiente.

Es decir, estamos asistiendo a uno de los primero ejercicios personales de dominarse a sí mismo para ser mejor. Controlar el cuerpo, saber hablarle al cuerpo para que haga lo que nosotros queremos hacer. En este caso, movernos hacia un objetivo, para alcanzarlo.

Este ejercicio de un niño de 7 meses es común en todos nosotros y lo seguimos practicando durante todo nuestra vida adulta.

Intentar aprender, controlarnos, identificar metas y objetivos, ir hacia ellas de la mejor forma que sepamos, aprender y dominar el entorno mientras avanzamos, para hacerlo mejor la próxima vez.

En pocas semanas sus balbuceantes movimientos serás distintos, mejores, más rápidos para alcanzar la meta mejor y en menos tiempo. Igual que nos sucede a los adultos si queremos ser mejores.

Un niño de 7 meses ya sabe que debe ir tras ese objetivo. Su madre se lo mueve en el vídeo, para al niño le da igual, él continúa en el camino para alcanzarlo. No se acuerda de cuánto camino ha ido dejando atrás, a él lo único que le importa es alcanzar la meta.

No se queja de que con el movimiento que hace su madre alejándole el camión con sonido, tiene que hacer más y más esfuerzo. Siempre sonríe ante el reto, sin quejarse.

¿Por qué nos quejamos los adultos si nos mueven la meta, en vez de seguir peleando con nosotros mismos hasta alcanzarla? ¿Deberíamos aprender del bebé de 7 meses?