5.5.19

En los libros, al finalizar, llegas otra vez a las tapas

Este blog se activa o desactiva casi él solo. No sé por qué. Así son las cosas. El caso es que hoy veo que era buena idea reunir pensamientos, pero otras veces se queda ahogado en algunos días tontos y advierte de que se podría morir. 

Con los blog nos sucede algo imbécil. Creemos que se deben continuar, siempre el mismo, darle caña, volver a publicar. 

Pero podrían ser también como una novela o un libro cualquiera. Que tuviera su principio y su final. Que fuera lógico cerrar las páginas y aparecer las tapas.

Lo malo son los libros sin terminar, los que se quedan aparcados sin motivo aparente. Los que mueren antes de su tiempo. Heridos de inclasificables golpes de suerte.

Algún día los blog desaparecerán. Todos. No quedará nada de nada, pues el que manda en todo esto es curiosamente una máquina que no tiene cara ni mucho menos intereses por lo que se escribe. 

Lo dicen muy bien, somos como nubes que contienen agua hasta que empieza a llover y se vacían del todo.  ¡¡Uff!!


No hay comentarios: