15 ideas para lograr más conocidos y posibles clientes

Un amigo es un tesoro y a la hora de poder encontrar un empleo son mucho más que un tesoro a conservar. Se calcula que sobre el 70% de los empleos se encuentran con la mediación o información de amigos y conocidos. Cifras altas sobre todo en épocas en las que ya se acabaron los enchufes declarados.

Pero además las ventas a través de esas relaciones suponen un 80% del volumen, y aquí entran las buenas relaciones con anteriores clientes. Es decir, solo un 20% de las ventas vienen por casualidad, o a “puerta fría”. Así que nos toca saber relacionarnos bien con todos los demás, crear una estructura de personas que nos conozcan, cuidarla y nunca engañarlos. Estamos hablando pues de una relación positiva para ambas partes. Ellos confían en tí, y tu nunca los angañas.

Pero es verdad que saber relacionarse con muchas gentes es algo que unas personas logran sin dificultad y en cambio a otras nos cuesta mucho más esfuerzo. No es fácil aprender la relación con otras personas y sobre todo que no suene a falso tu comportamiento social si eres tímido. 

Así que vamos a dar algunas pistas, casi consejos, para ver qué tenemos que modificar para mejorar nuestras relaciones. Todo se aprende, sobre todo practicándolo y asumiendo las equivocaciones.
------------------

1/ Tenemos que evitar la soledad. Las relaciones se logran en compañía de otras relaciones.

2/ Hay que dar si se quiere recibir y hay que hacerlo mucho y constantemente.

3/ Actúa de buena fe y no esperes nada a cambio. Da pero no esperes a recibir. Vendrá solo.

4/ Ayuda a los que te rodean, sé buena persona y espera. Los frutos vendrán, seguro.

5/ Interésate por las personas, pregunta por ellos, estate atenta a sus problemas pero no les cuentes TU historia. Se trata de que ellos te cuenten la suya.

6/ Si te dicen que NO a una petición tuya, no te preocupes. Falta mucho menos para el SI

7/ Simpatía, algo de humor, nada de crispación, prohibido temas “peligrosos”, nada de rechazar a nadie. Todos son buenos, y si es necesario que algunos sean malos para que no se mosquee tu interlocutor, es mejor el silencio o los gestos.

8/ Métete con suavidad en las conversaciones de grupos, déjate conocer. Escucha hasta que se te haga un hueco.

9/ Es fundamental recordar caras, nombres, cargos, particularidades en los gustos neutros, incluso datos familiares. Si no te resulta fácil, aprende a realizarlo. Hay técnicas.

10/ Las tarjetas siguen funcionando muy bien. Pero actualizadas al siglo XXI en los datos pero también en el diseño.

11/ No seas pesado con la correspondencia digital, pero no la abandones. Sirve para que te recuerden y te conozcan.

12/ Devuelve SIEMPRE todas las llamadas o email o mensajes. Esto es fundamental.

13/ Los contactos se deben dar en diversos lugares, dentro y fuera de los ambientes laborales o profesionales. Participa en asociaciones, grupos sociales o profesionales, equipos deportivos, etc.

14/ Escucha a los demás, y luego sin que nadie te vea, toma apuntes de lo hablado y de la persona con quien has tenido el contacto. Que nunca te equivoques de lo hablado con otra persona.

15/ Sé tolerante y amable, pero si la persona que tiene enfrente no es tolerante con un tema, cambia de asunto y búscale su punto de amabilidad.