Hay que reducir el tiempo de trabajo, antes de crear desempleados

A finales del año 1995, es decir hace 23 años, el alemán presidente de IG Metall, Klaus Zwickel decía clara y contundentemente que había que reducir el tiempo semanal de producción de las personas en las fábricas, para repartir el trabajo que ya empezaba a ser escaso. Ponía como ejemplo en aquellos años el caso de la empresa Volkswagen de Alemania que había reducido su semana laboral a las 30 horas (4 días de trabajo o 5x6 horas día), a cambio de que los sindicatos admitieran una rebaja de los sueldos de un 13% de su salario anual. 

Y hablaba de la barbaridad que suponía para Alemania que se estuvieran haciendo 230.000.000 de horas extras mientras crecía el desempleo en su país, proponiendo que no se pagaran con dinero sino con Horas de Tiempo que el trabajador podría utilizar cuando a él le pareciera oportuno. Una hora por una hora, pero con libertad de elección del momento.

Años después se creó en Alemania la Alianza para el empleo, formación y competitividad, que al más alto nivel tuvo nueve reuniones para organizar mejor el empleo, la formación, los impuestos empresariales o la productividad.

Estamos casi 25 años después de aquello y seguimos teniendo los mismos problemas, las mismas dudas, las mismas maniobras manipuladoras, los mismos deseos de entender los problemas y soluciones, donde unos pierden y otros ganas. Hemos sufrido una década de crisis donde unos han perdido claramente, nos amenazan con otra nueva desaceleración, pero los problemas siguen estando sobre la mesa de las NO soluciones.

Pero también se daban en aquel 1995 algunas recetas más que suenan hoy a…, suenan…, diríamos.

- Aumentar el sistema de Aprendizaje en las empresas para continuar con la Formación

- No recortar ni las cuotas ni las ayudas al desempleo

- Unir productividad con creación tasada de puestos de trabajo

- Pactar salarios más bajos para parados de larga duración a costa de contratos fijos

- No subir los convenios por encima del IPC

- No reducción de los puestos de trabajo en una empresa, por despidos individuales

- Reducción de las horas extra

- Alianza entre Gobierno, Sindicatos y Empresarios


Hoy en algunas zonas de Alemania el sindicato IG Metall ha logrado la posibilidad de trabajar 28 horas semanales de forma voluntaria con pérdida de una parte del sueldo y durante dos años. También y para quien quiera de forma voluntaria aumentar las 35 horas semanales hasta las 40 horas con aumento del sueldo. Y la posibilidad de destinar parte de una paga extra a disponer de 8 días libres durante el año para asuntos propios. Nuevas concepciones del trabajo para periodos de menos necesidad de mano de obra industrial y para facilitar la convivencia familiar.

No hay comentarios: