Aprender a mirar, aprender a aprender

Podría parecer una tontería pero os aseguro que no lo es. Saber mirar es muy importante. Mirar con los ojos y con las orejas. Mirar y escuchar. Observar y tomar nota, mental o en un cuaderno, de todo lo que va sucediendo a nuestro alrededor. Mirar para copiar o para aprender, y sobre todo para comparar.

En mis tiempos formativos como gestor de empresas una de mis necesidades curiosas y no siempre bien entendidas era intentar visitar empresas de mi competencia. No era fácil, nunca te abren las puertas con facilidad y mucho menos si sospechan que vas a mirar. Una visita de media hora era suficiente para aprender una clase magistral. Con la excusa de ir a ver una nueva máquina que allí ya les estaba funcionando y de la mano del proveedor, lo que menos miraba era la nueva máquina.

¿Cómo se organizan en la recepción de los trabajos, cuantas personas tienen en cada sección visitada, qué herramientas utilizan, cómo tienen distribuidos los espacios?

En cada caso será muy diferente, pero observar, mirar con carácter crítico y formativo ayuda a aprender y a valorar lo que otros ya tienen resuelto de una forma que puede ser diferente a la tuya. O al contrario, similar a como tú lo tienen organizado lo que potencia tu autoestima y tus procedimientos.

Pero esto sirve para multitud de asuntos. ¿Conoces a alguien a quien le han hecho una entrevista de trabajo? Pues indaga de qué manera le han tratado y qué tipo de preguntas le han hecho, si tu eres de los que se dedican a entrevistar a personas.

¿Eres profesor de matemáticas? Pues intenta saber de qué forma se imparte matemáticas en Chile, en los EEUU o en Corea del Sur. Compara, selecciona, razona las diferencias, los motivos de las rarezas. ¿Qué tipo de servicios de hostelería se dan en Amberes o en Lisboa y no se dan en Zaragoza? ¿Se podrían adaptar a nuestra particular forma de ser y consumir?

Hay que descubrir lo insólito de algunas decisiones lejanas, adivinar las motivaciones de otros grupos de personas que se tuvieron que enfrentar a tus mismas dudas. Buscar los problemas que les están afectando para evitarlos. Como os decía al principio, saber mirar con capacidad crítica y de aprendiz, es MUY importante.

Comentarios