Disfruta más de lo que te gusta y quéjate mucho menos

Disfruta más de lo que te gusta, en vez de quejarte por lo que te desagrada. Si algo te gusta es por que ya has decidido con anterioridad que te agrada y te llena de felicidad. Utiliza esas decisiones personales, positivas, tuyas. Y disfruta de ellas. 

No te quejes, no sirve de nada. Bueno si, sirve para amagarte, pues quejarse no es resolver los problemas. Quejarse es un modo pasivo de sacar tus problemas hacia fuera, para repartirlos esperando que alguien los resuelva por ti. Eso es imposible, no funciona pues quien recibe tus quejas tiene las suyas propias.

Todos tenemos suficientes cosas que nos gustan, que nos hacen felices, y aunque a veces pensemos que no las podemos tener cerca, con nosotros, no siempre es así. Si nos gustan es porque ya las tuvimos con nosotros, así que hay que intentar volverlas a rescatar si es posible, o buscar otras similares si esto es más sencillo.

No estoy diciendo que sea fácil lograr cambiar las a veces duras condiciones de la vida, estoy intentando convencerte de que por duras que sean las formas, siempre hay que buscar elementos que nos agraden, pues la felicidad propia es la mejor energía para salir de los agujeros.