1.9.13

Político y arquitecto, apareándose mientras se les cae la baba


Desgraciadamente para las arcas públicas (las de todos), los ayuntamientos y los arquitectos han sido pareja de hecho durante excesivo tiempo de bonanza económica. Ahora miramos los grandes edificios, muchas veces vacíos y nos entra pena cuando no dolor por tener que pagar “la nada”.

No hay comentarios: