Los milagros no existen. Si acaso existe la suerte, que es más fácil


No esperes milagros pues es perder el tiempo y sobre todo energías para buscar soluciones, si acaso existe la suerte, y sobre todo existe el estar preparado si por casualidad te llega cerca esa suerte. 

Si tienes la necesidad de resolver un problema, de encontrar una solución o una luz que te alumbre el camino de salida o de entradda, no esperes un milagro, simplemente no existen. 

Trabaja, piensa y recapacita, analiza las posibilidades de encontrar soluciones. Serás tú quien las tenga que encontrar, no esperes milagros que te vengan desde escondidos lugares. Trabaja en las soluciones y búscalas con reflexión y análisis desde el punto de partida en el que ya estás. 

Pide ayuda y consejo; tus amigos o compañeros de vida son muy útiles. 

Solo existe la suerte a la hora de que te entreguen las soluciones ya formadas. 

Pero si quieres aprovecharte de la suerte, recuerda la frase muy recordada que he comentado antes: La suerte te tiene que pillar trabajando y preparado p'ara cogerla rápido. Sólo tú dependes de ti.

No hay comentarios: