31.8.13

Antes de emprender, hay que formarse adecuadamente


Tal vez muchos de nosotros sintamos como fundamental en estos tiempos de precariedad laboral —para salir de la actual situación laboral muy mala de seguridad y calidad— la de emprender algún pequeño negocio, alguna actividad que nos reporte una salida profesional y vital. 

Con sinceridad, lo fundamental no es EMPRENDER, es FORMARSE. Antes de emprender un negocio, hay que formarse lo suficiente, que suele ser mucho más de lo que nos imaginamos. Y eso siempre acompañado de la idea clara, de que emprender es una decisión positiva y acertada, pero a la que hay que saber sumarse, con cuidado y con formación.

No es posible emprender nada si antes no estamos suficientemente formado sobre la materia que pensamos emprender, pero desde todas su ópticas y los aspectos paralelos que la acompañan. Tan importante es dar un buen servicio, dar un buen producto o fabricarlo con calidad, como saberlo vender, entender de empresas, de financiación y de rentabilidad.

Usted puede ser un gran técnico, pero además debe ser un buen comercial, un responsable gerente, una tranquila persona de negocios. Sin la formación suficiente en todos estos aspectos de su negocio, lo que usted emprenda estará cojo de alguna pata importante y tendrá más posibilidades de fracasar.

Así que no lo dude, fórmese, hay muchas maneras de aprender y de conseguir información. Pero antes de jugarse sus ahorros y su futuro, analice con calma sus posibilidades y tras encontrar su puntos flojos, fórmese lo suficiente. Por último recordarle que formarse es posible desde muchos aspectos, empleando muchas herramientas. No se fije sólo en aquellos que le prometan una formación de calidad común y general. Deberá aprender desde muchos aspectos, desde muchas variables, con la ayuda de muchas posibilidades.

Qué es la xerostomía (sequedad de boca) y como combatirla


La xerostomía es el síntoma que define la sensación subjetiva de sequedad de la boca por mal funcionamiento de las glándulas salivales.

La xerostomía puede ser provocada por:
·  Algunos medicamentos (antihistamínicos, los antipsicóticos, y los diuréticos…), es conveniente revisar lo que tomamos.
·      El estrés, la diabetes y otras enfermedades también pueden ser causa de la sequedad bucal.
·      Trastornos psíquicos: sobre todo en la ansiedad y en la depresión
·     Envejecimiento: se debe más a enfermedades intercurrentes y a la toma de fármacos que al propio envejecimiento, puesto que el flujo de saliva tras estimulación es similar al de pacientes jóvenes.
·      Consumo de marihuana.

Consejos para evitarla.
·      Beber agua a sorbos, mascar chicle sin azúcar, o chupar hielo.
·      Evitar productos irritantes, como el alcohol, la cafeína o comida salada.
·      Poner un humidificador en el dormitorio.

Remedios:
·      Enjuagarte con infusión de jengibre.
·      Tomar manzana o zumo de la misma.
·   Consumir “Saliva artificial”, es decir aerosoles, o pastillas que lubrican la cavidad bucal sin causar cambios en el organismo.
·     Así mismo hay colutorios o pastas dentales específicos para la xerostomía, que dan un buen resultado. Dejo la imagen de uno, pero será tu dentista el que mejor te puede aconsejar.

Revisando el crecimiento económico de España 2010-2012


Medir el crecimiento económico de un país como España es difícil, sobre todo si lo que queremos es el dato agregado de una abstracción tan compleja como es el producto interior bruto PIB.
Por ello, es normal que, al revisar los datos, es decir, al incorporar una mayor información, más fiable y completa, se cambie el dato de crecimiento agregado. Esto implica que cuando estemos observando y analizando un dato tan importante como el crecimiento del PIB, lo hagamos desde la perspectiva de que lo importante no es el dato en sí, sino la tendencia. Por ello, cuando nos dicen que hemos crecido un 0,1%, hay que entender el dato como una aproximación, que bien podría ser, por ejemplo, un -0,1%.
Ninguna predicción, de hecho, ningún dato estadístico, es nada si no lleva asociado un error. En física se debe tener siempre en cuenta este error desde el mismo momento en el que se mide un parámetro (altura, peso, etc…). Creo que sería muy positivo si hiciéramos algo parecido en economía, asociando cada dato con su error de estimación. El problema es que, probablemente, en ese caso diéramos la estimación como escasamente valida (por que el margen de error sería bastante amplio).
Sea como fuere, en 2012 nuestra economía no cayó un 1,4%, sino un 1,6%. De hecho, se han revisado a la baja los dos años anteriores (en el año 2010 caímos una décima menos):
Captura de pantalla 2013-08-27 a las 19.46.55
La revisión del 2012 se debe a un menor crecimiento de nuestras exportaciones, que pasaron de crecer un 11,7% en 2010 y un 7,6% en 2011 a tan solo un 2,1% en 2012 (en lugar del 3,1% que se había estimado en primer lugar), y a que el consumo privado cayó 8 décimas más (del -2,5% se revisa al -3,3%) y el público un 1,1% más (del -3,7% se revisa al -4,8%). Solo la inversión disminuye su caída (del -9,1% al -7%), aunque en términos nominales sigue siendo el principal componente que la caída agregada.
Y con la revisión del PIB, viene la del déficit. Montoro, había anunciado un déficit del 6,98%, falso, pues no contaba las ayudas a la banca que sí son déficit (la definición de déficit es clara y no incluye todo aquello que los políticos quieran hacer desaparecer de las comparecencias políticas). El déficit real era del 10,6% según la estimación de Eurostat, pero ahora se eleva hasta el 10,85%, por un menor denominador. También se eleva el de 2011, del 9,4% al 9,6%.
Captura de pantalla 2013-08-27 a las 14.32.19
Alguien debería sacar este gráfico cuando se dice que Rajoy al menos consiguió frenar el endeudamiento público. Pero eso sería demasiado pedir. @caoticaeconomia

26.8.13

Pueden los Boy Scout enseñarnos liderazgo?


Tal vez sea hora de analizar de qué manera obtienen liderazgo algunas organizaciones con muchos años de experiencia en formar equipos, grupos, batallones o unidades que trabajan en conjunto.

¿Os parece que algunas de las cosas que se intentan inculcar a los Boy Scout pueden servir para comprender lo que se necesita para liderar grupos de personas?

En los Boy Scout intentan que cada miembro sea responsable, intente ser una persona capaz de planificar y ejecutar acciones de todo tipo, pues nunca se sabe en qué momento cada uno de ellos tendrá que tomar el liderazgo del grupo.

¿Y qué consejos u órdenes se les intenta inculcar a los Boy Scout?

Hay que mantener la palabra dada.
Hay que ser justos con todos los componentes del grupo, conocerlos y saber qué puede dar cada uno de ellos.

Debemos olvidarnos cada vez más de lo urgente y valorar más lo importante


Hemos convertido la vida en algo tan curioso que somos incapaces de disfrutar de un segundo, de un minuto, incluso muchas veces de una hora. 

Todo se tasa por meses, por años. Tenemos que cumplir objetivos, plantearnos metas, alcanzar felicidades complejas. Pero no disfrutamos de respirar un aire fresco, de mirar al cielo, de ver a un pájaro hacer un giro rápido.

Plantearnos los objetivos por meses es condenarnos a que cada años solo podremos alcanzar (o no) la felicidad doce veces al año. ¿Cuántos años nos quedan? ¿cuántos son válidos?

Debemos olvidarnos cada vez más de lo urgente y valorar más lo importante.

Comer lento, por poner un ejemplo, sirve para degustar más aquello que nos gusta. Si un plato excelente, una bebida o un beso, lo tomamos con bocados pequeños y lo degustamos lentamente, nos durará el doble por el mismo esfuerzo u oportunidad.

La calidad de vida nada tiene que ver con la cantidad y ni mucho menos con la rapidez. Todos queremos tener calidad pero la queremos consumir en segundos. ¿Por qué solo en segundos? Buscamos el final de las cosas, para estar en disposición de irnos a buscar otra felicidad. Pero sabiendo que es complejo obtener felicidad ¿por qué deseamos acabarla para salir en busca de otra?

Cómo es el sector exterior en la economía española?


Ayer veíamos cómo las exportaciones en España se habían comportado bastante bien durante los dos primeros trimestres de 2013 (si bien los recientes meses parecían confirmar un cierto estancamiento). Hoy quiero echar un vistazo al perfil de nuestras exportaciones, esto es, dejar a un lado el agregado y fijarnos en la heterogeneidad que compone nuestro sector exterior.
Lo primero que podemos observar es el peso dentro del total que ostenta cada una de las ramas productivas. Para eso voy a fijarme en la Clasificación Uniforme del Comercio Internacional (CUCI o SITC en su versión inglesa).
Captura de pantalla 2013-08-25 a las 22.36.52

El sector de la maquinaria (que incluye los equipos para el transporte), es la que ostenta un mayor peso en nuestras exportaciones y, además, uno de los sectores que más ha crecido (un 13%). Casi un 40% de este aumento se debe al aumento de nuestras exportaciones aeronáuticas, y un 27% debido al aumento de vehículos y automóviles.
Sin embargo, el que ostenta una mayor variación internacional es el sector de los  artículos manufacturados diversos, que crece un 13,5% y, por tanto, también consigue aumentar su peso. Más del 50% de el aumento de este sector se debe al textil, algo más si incluimos el calzado.
El tercer sector que más aumenta es el de los combustibles, que han conseguido aumentar su peso en términos corrientes por el gran aumento del precio del crudo que hemos visto en los últimos meses.
Así pues, podemos establecer un pequeño perfil (grueso, bruto) de los fundamentos específicos del aumento de nuestras exportaciones. Si juntamos las  aeronaves, vehículos, maquinaría (excavadoras, extractoras, maquinaria de construcción y minería), y productos derivados del petróleo explican en conjunto el 50% del aumento de nuestras exportaciones.
Para ver nuestro perfil competitivo, podemos echar un vistazo a los cocientes entre los pesos de nuestras exportaciones con respecto a los pesos a nivel Europeo. De esta forma, si el sector X representa en nuestro países un mayor que peso que la media de los países de la UE, podemos decir que somos competitivos en dicho sector. (A estos indicadores, basados en la concentración sectorial, se les llama Location Quotient, hay más indicadores sobre la competitividad, pero he elegido este por su sencillez).
Captura de pantalla 2013-08-25 a las 22.30.01
Si el índice da un valor superior a 1, es que estamos especializados en dicho sector. Por ejemplo, en el sector de los Aceites y mantecas, tenemos un valor de 2,7 en 2013, siendo el sector donde más especializados somos. Obviamente, por nuestra estructura productiva y natural, podemos producir mucho más de este sector que otros países.
Una de los elementos más característicos (y que pueden llevar a engaño, es el sector de la maquinaria). Es el que representa un mayor peso en nuestras exportaciones, pero también en las del conjunto europeo. No somos especialmente competitivos en dicho sector, si bien hemos aumentado su peso hasta casi rozar la media.
Algo que es interesante es que hemos reducido nuestra especialización sectorial. Tanto en Aceites, como en alimentos (el apartado otros se debe a operación no clasificadas), hemos reducido nuestro cociente de especialización, mientras ha aumentado en aquellos sectores que tenían un perfil poco especializado. Dicho de otro modo, estamos igualando nuestro perfil exterior a la media europea.
Una mayor convergencia y una mayor salida al exterior (que iguala los componentes de la demanda tanto de España como de la UE) pueden estar detrás de esto. Veremos si, poco a poco, va traspasando el sector exterior, y vamos perfilando una estructura productiva más en línea con la media. @caoticaeconomia

25.8.13

Exportaciones de España en segundo trimestre 2013. Vamos bien


En una semana ya tendremos los datos de crecimiento económico de la economía española sobre el segundo trimestre de 2013. Antes, he querido poner un poco en contexto los datos de nuestras exportaciones, el camino por el cual hemos tenido que relegar todo crecimiento mientras nuestra demanda interna se va al fondo  del mar.
Lo cierto es que las exportaciones no han ido nada mal en este segundo trimestre de 2013. Junto a una incipiente recuperación económica a nivel europeo en lo que a datos macroeconómicos se refiere, la demanda exterior ha vuelto a resurgir y, si bien nuestras exportaciones no crecen al mismo ritmo que en la recuperación de 2010, tendremos que esperar a ver si siguen mejorando.
Era bastante negativo hace un año, cuando el retorno de una recesión que creíamos haber dejado atrás se volvió a instaurar en el panorama de la Zona Euro, y ahora debo decir que, aun con ciertas dudas, creo que nuestro sector exterior ya ha encarrilado de forma firme una expansión, aunque basada más en el crecimiento del resto del resto de países, y creo que no tanto en una mejora competitiva que hemos intentado realizar en base a reducciones de salarios que no han reducido aun del todo los precios.
Exportaciones
Como vemos, las exportaciones a precios constantes (es decir, sin contar el efecto precios), aumentan un poco más del 11%. Si bien los datos mensuales llevan registrando dos meses seguidos con un descenso en el nivel de las exportaciones, el mes de abril pudimos ver un aumento mensual del 8,5% (que es bastante grande), que ha compensado el trimestre. Por otro lado, la variación trimestral ha sido del 4,9%, ligeramente inferior al dato del trimestre anterior, que registró un crecimiento del 5,54% (y como los datos están desestacionalizados debe ser válidos compararlos). Esto es lo que hace que tengamos que coger un poco con pinzas este dato trimestral. Es positivo, pero es mejor no intentar imaginar una tendencia futura.
Sobre esa devaluación interna…
 Precios de exportación
De momento no estamos viendo un proceso consistente de descenso en los precios de nuestras exportaciones pero la tendencia parece claramente querer entrar en terreno negativo, aunque el conjunto del trimestre aun se resiste (por el aumento de abril, derivado sobre todo de los precios sobre los alimentos). Así que nuestras exportaciones corrientes han vuelto a registrar un aumento superior a las exportaciones a precios constantes, y la devaluación interna, a pesar de estar reduciendo los salarios en torno al 8% en el entorno privado, no reduce los precios con tanta intensidad.
La realidad es que si bajan los salarios no es para que las empresas puedan bajar precios (al menos no directamente), sino para que estas puedan tener unos mayores beneficios con los que pagaran la inmensa deuda privada que ostentan.
 Sin embargo, poco a poco vemos como, (también en las cifras del IPC), los precios parece querer encarar una cierta deflación y de todas formas el incremento de nuestros precios (de exportación) parece ser menor que el incremento de nivel de precios a nivel Europeo, por lo que estaríamos ganando cierta competencia.
En próximas actualizaciones echaremos un ojo con más detalle a los fundamentos de esta evolución. @caoticaeconomia

La casualidad: ¿existe o no existe?

Me he encontrado por internet este cartel, estas frases. En el final de ellas no estoy totalmente de acuerdo, la casualidad SI existe y juega con nosotros. 

Aunque son segundos y enseguida se convierte esa casualidad en parte de nuestras vidas. Pero solo si la vemos y la atrapamos, como sucede con la suerte. La casualidad también la podemos dejar pasar.

"Cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, peo no habrá de los que no nos dejarán nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad"

24.8.13

Matemáticas y Economía ¿qué tal se llevan?


Esta semana de agosto 2013, uno de los temas centrales de la "econosfera" ha sido la relación existente entre la economía y las matemáticas. La dicotomía entre el mayor o menor peso de las matemáticas en el desarrollo de la ciencia económica siempre ha sido algo recurrente. Y las preguntas sobre las que se reproduce el debate, sencillas: ¿Es útil? ¿Es necesario?
Mi perspectiva no es muy original. Hablé de ello en mi pequeña disertación sobre qué son los modelos económicos (al menos para mi) y aúna un poco de cada casa.
La matemática no deja de ser un lenguaje formal que nos permite estructurar un argumento o teoría. Para mi las matemáticas tienen el poder de afianzar de una manera formal (esto es, no abierta a ambages, rodeos, metáforas) las hipótesis y las conclusiones derivadas de un teoría, así como tener la estructura necesaria para poder cerciorarnos de que el proceso de inferencia deductivo ha sido bien aplicado.
Eso no quiere decir que las teorías no puedan ser explicadas sin matemáticas (ni mucho menos), pero estas ayudan al buen comportamiento científico, al obligar a poner encima de la mesa toda la estructura económica y lógica de tus hipótesis.
Además de ayudar a contrastar diferentes teorías (quitando, poniendo o modificando hipótesis) de una manera sencilla, rápida y eficiente.
El problema, como todo, radica en los extremos. Las matemáticas no deben ser más que una herramienta (más) al servicio del pensamiento económico, no un fin en si mismo.
A hipótesis más complejas (necesarias para una visión más realista y cercana al mundo económico existente), son necesarias matemáticas más complejas. Y esto hace que el proceso de inferencia deductiva se complique, de forma que la obtención de conclusiones pueda ser una quimera o una mera tautología.
Hay, por tanto, un importante trade-off, entre realismo económico (necesario para que las teorías tengan sentido) y un desarrollo formal simple. No es malo optar por lo primero y, por tanto, enfatizar mucho más el poder de las matemáticas empleando conceptos cada vez más complejos, pero esto puede hacer que perdamos el norte de lo que verdaderamente estamos discutiendo, la economía. Esto cobra mucha importancia cuando hacemos desarrollos teóricos muy complejos asentados sobre hipótesis que en sí son muy poco realistas, de forma que solo estemos intentando construir un castillo de naipes en forma de ecuaciones que poca relevancia tengan después con el mundo real.
En este caso el camino intermedio es, para mi, el apropiado. No hace falta derivar matemáticamente todas nuestras hipótesis (como a veces parece querer hacer la microfundamentación, obligándonos a usar hipótesis incorrectas (como que todos los individuos son iguales o que tendrán preferencias homotéticas). Lo importante es remarcar cuales son nuestras hipótesis para que estas puedan ser falsadas desde un punto de vista formal teórico y empírico.
Dicho esto, habiendo pasado ya un par de años leyendo un modelo matemático tras otro, la cantidad de errores que se suelen cometer es bastante alto. Yo no soy ningún genio matemático, pero algunas trampillas y una mala revisión hace que a veces pierda un poco la fe. O quizás deba ser al revés. El hecho de que pueda observar claramente los fallos debería ser un punto a favor de las matemáticas (¿los habría visto si estuvieran recargados de párrafos revestidos con metáforas y verborrea dialéctica? Hay gente a la que se le da muy bien confundir con falacias lógicas).
Así que me quedo con la propia conclusión de Krugman: Math is good, used right. @caoticaeconomia