La rutina es negativa y favorece la depresión leve


¿Has probado con romper con la rutina diaria para salir de la depresión leve, que te agarra a no hacer nada? Parece una rueda que se alimenta de ella misma, la propia rutina nos aburre y nos impide hacer nada nuevo, pues ya estamos cayendo en una leve depresión. Hay que salir de esa zona que no es de confort sino al contrario, es una zona de peligro.

La rutina es mala aunque cómoda, podemos caer en ella como algo positivo para simplificar nuestra vida, pero la rutina en exceso, aunque sea buscada, destroza la ganas de seguir peleando y de disfrutar de todo lo mucho que nos puede rodear si sabemos buscarlo.

No es nada bueno hacer hoy lo mismo que ayer, saber qué vas a realizar dentro de una semana, no es bueno que no tengas riesgos en tu vida, que no sepan emplear algo de pimienta para darle sabor picante, acción y sobresaltos, algo más de sentido de vértigo al día a día que se nos va consumiendo sin sacarle gracia y talento, sustancia. 

Mide las nuevas acciones con tus fuerzas, no te pasen tampoco, pero inténtalo. 

Y si no eres capaz de cambiar algo cada día, al menos, cuanto menos, los fines de semana no pueden ser rutinarios, no pueden ser todos iguales. 

Hay que romper la sencillez de la rutina en la vida. Solo hay una vida, la nuestra.